Si no apoyamos a las bandas emergentes, llegará un momento en que no tendremos ‘Héroes’

aladdin-sane

Hoy ha sido un día triste. Levantarse un lunes de enero y ver la noticia de la muerte de David Bowie, ha sido un trago de mala digestión. Pasada la impresión y con la muerte todavía reciente de Lemmy Kilmister, uno presencia desde la naturalidad las miles de condolencias y atenciones hacía unos genios de la música, que por otra parte se tienen ganado y merecido todos los reconocimientos habidos y por haber. Pero pasada la tristeza creo que debemos hacernos alguna que otra pregunta. Lo primero que se me viene a la cabeza, es pensar que estamos ante la despedida de una generación irrepetible de genios de la música. Dentro de poco irán desfilando en la barca de Caronte, gente como Tony Iommi, Iggy Pop, Mike Jagger, Paul McCartney por nombrar algunos, y cuando se vayan todos ellos ¿habrá un relevo generacional?, ¿llegarán o hay en la actualidad músicos que lleguen a la categoría de los mencionados o ya desaparecidos? A bote pronto, el “no” como respuesta es algo que te sale a la primera, ¿de verdad nadie a partir de ahora podrá coger el relevo?

Creo sinceramente que es posible seguir creyendo que músicos de calidad grandísima pueden ser los próximos en ser considerados nuestros “Héroes” (haciendo un símil con la canción de Bowie); pero la atención hay que ponerla en la gente que empieza. Todos estos genios fueron músicos emergentes, gente que empezó sin ser conocidos y que poco a poco, con esfuerzo, y también porque no decirlo algo de suerte, consiguieron ser  estrellas. Eran otros tiempos, se valoraba más la música, y todo lo que le rodea; ahora por desgracia no es así.

MOTÖRHEAD-LEMMY-habla-sobre-su-salud-620x370

Hace unos días en una entrevista a José Andrea, el ex-vocalista de Mägo de Oz, me decía verdades como puños: “La gente no quiere ni pagar 5 euros por ver a una banda joven y encima con una primera consumición gratis”. La realidad en nuestro país sobre todo, es muy dura para la gente que empieza, la peña prefiere ver a una banda tributo en vez de arriesgarse a perder una hora de su tiempo en descubrir a un nuevo Lemmy o Bowie; así la música morirá sin más remedio .

Creo que estos genios no querrían que esto pasara. Debemos buscar nuevos “Héroes”, si no por nosotros al menos por nuestros hijos, para que tengan el privilegio que tenemos nosotros, al poder llorar la perdida de gente tan valiosa para el mundo de la música.

The following two tabs change content below.
Antonio Mautor

Antonio Mautor

Colaborador en revistas especializadas en Música Rock como Popular 1, Metal Hammer o La Heavy. Colaborador en webs especializadas en rock como The Metal Circus, Mariskalrock.com, Metalcry, Xtreem Music, Todoheavymetal.com, Truenometálico, Latin Metal etc... Actualmente Director en Nos Gusta La Música, colaborador en RNE Radio 3 programa Bandera Negra, sección "Desenfoques Reiterados", y colaborador en el programa de radio Backstage.com de la cadena Pop Rosario en Argentina.

9 Comentarios

  1. Silvia

    12/01/2016 at 9:36

    Una verdad que arrastramos hace mucho tiempo. Hace un par de años, Santi Carrillo de Rockdelux también dijo algo así: “Todo el mundo pretende consumir cultura gratis. Así los músicos están condenados a no dedicarse a su música y no podremos descubrir al nuevo Ian Curtis, por ejemplo” Una pena…

  2. JL

    12/01/2016 at 10:07

    Los grandes de nuestra generación parece que serán los Arctic Monkeys, y un pasito por debajo igual The Black Keys y Tame Impala. No sé en unos allos, pero ahora no se acercan ni a la suela de los zapatos de los grandes de la música…

  3. oliver

    12/01/2016 at 14:02

    Yo creo que genios los ha habido y los habrá, otra cosa es que si nadie apoya a bandas “menores”, no hay manera de crecer. Esta mañana ví un vídeo del pirata en el que decía más o menos que son las bandas las que tienen que seguir los ejemplos para ser la siguiente generación pero la verdad, yo creo que es un tema más social y cultural que otra cosa y que no depende tanto de las bandas (aunque reconozco que las bandas deben subir el nivel en todos los sentidos)…..si a la gente le importa un pito la música pues nos quedaremos en nuestros locales de ensayo haciendo lo que nos gusta, ya seamos nobeles o con años de bolos, pero claro, sin posibilidad de dedicarte a ello salvo que no te importe vivir debajo de un puente.

    La gente apoya lo que tiene éxito pero hasta que una cosa no se vuelve “popular”, ni puto caso (que poca personalidad digo yo!) .Por otro lado, mira que piso bares y voy a salas y es que no me encuentro un puñetero garito que no pinche siempre lo mismo ….en la música electrónica se pincha muchísima música nueva y underground, en el rock estamos anclados con los mismos temas, los mismos grupos, evolución cero, apoyo cero!. Luego del apoyo de administraciones públicas a salas de conciertos y/o grupos ni hablamos, la cultura no “renta” salvo para subirle el IVA claro.

    Gracias por el artículo y felicitaciones por vuestra revista, buen trabajo!

    Oliver(Dieaway)

  4. bill

    13/01/2016 at 11:42

    Yo creo que la industria, se cuál sea, se tiene que adaptar a la sociedad no al revés, creo que la música no deja de ser un hobby, que te puedes ganar la vida con ello, pues perfecto pero se hace por hobby no como trabajo. También hay mucha gente que actualmente se gana la vida con la música, y no deja de ser porque son buenos y la gente los sigue y paga por verlos. Lo que no puede pretender un grupo emergente o no conocido es sacar dinero por tocar cuando nadie los va a ver. El problema es que es un ciclo, dónde salas y bares donde tocar no van a traer a grupos por que no les sale rentable, y las salas son realmente las que pagan sus impuestos, luz, etc… y si a las salas no les sale rentable, los grupos no tienen dónde tocar ni apoyo, con lo que también hay que verlo desde ese punto de vista. Es muy fácil criticar al iva cultural, pero al final quién realmente lo paga son las sala y bares no los grupos y de eso no se dice nada.

  5. ramiro

    13/01/2016 at 17:42

    El problema es que el rock ya no esta de moda… Ahora quien lo peta es el Guetta y similares… Tras el sonido Madchester es lo que ahí muy a mi pesar

  6. M.W.

    14/01/2016 at 0:19

    Muy cierto, y por eso hay que apoyar a los nuevos grupos que suben, como Imperial Jade! Si no los habeis escuchado, no sabeis lo que os estais perdiendo!!!

  7. Pablo Vega

    14/01/2016 at 8:45

    Una cosa que se suele pasar por alto es que la música es entretenimiento, la gente paga por entretenerse 2 horas de concierto y si no entretiene no funciona y punto. En el curso del Berklee College of Music de introducción al negocio musical escuche una frase que me gusto bastante, La música es solo el 10% de la carrera musical, es el 10 valuable y sin él no tienes nada, pero sigue siendo el 10%. Este es el secreto de porque los que funcionan están ahí, porque ellos a parte de la música han sabido vender espectáculo.

  8. Zinc

    14/01/2016 at 10:18

    En mi humilde opinión en vez de quejarse por la falta de apoyo los nuevos artistas son los primeros que deberían hacer algo al respecto y mover el culo. Para apoyar a un nuevo grupo como se apoyó a Bowie lo primero debería ser que ese nuevo grupo hiciera algo tan nuevo y revolucionario como hicieron Bowie, Motorhead y nuestros héroes en su momento: cambiar la música, arriesgarte a hacer algo nuevo y fuera de lo común.
    Si Bowie y todos estos héroes se hubieran limitado a repetir una y otra vez fórmulas que ya llevábamos oyendo décadas (como por desgracia hacen el 99% de los nuevos artistas) no serían héroes ni se les hubiera apoyado en sus momemto.

  9. César

    15/01/2016 at 12:51

    Sinceramente, tanto medios de comunicación, como las salas, el público y las propias bandas tenemos algo de culpa en todo esto. En el caso de los medios, se puede decir que ya no hay una referencia para el público rockero: hay muchos de poco alcance y muy dispersos, y en su mayoría centran su atención en los nombres propios que con más probabilidad atraerán lectores (en el caso de la radio, hay muchos programas online con la misma problemática, y mejor no hablo de la tradicional, donde apenas sobrevive algún programa y la apestosa rock fm).
    El circuito de salas de pequeño aforo también es algo deprimente: por su poca profesionalización y seriedad y la falta de compromiso en la promoción de eventos, básicamente.
    El público… Digamos que siempre se habla del nivel de las bandas pero nunca del nivel del público: poca educación y menos capacidad para escuchar de la que cualquier banda quisiera (y no hablo sólo de las emergentes: recuerdo en la última gira de Extremoduro, en la que estrenaron algún tema inédito y apenas se entendía lo que cantaba Robe por el barullo del público… Imaginad entonces el caso de un grupo emergente…).
    La problemática de las bandas se centraría a mi entender en que cualquiera puede grabar y distribuir fácilmente su disco gracias a internet (ay, el doble filo de la tecnología…) sin importar la calidad del trabajo, con lo cual el internauta se estrellará casi con toda probabilidad con muchos discos decepcionantes antes de encontrarse con alguno de su agrado y asimismo disminuiría inevitablemente su afán y curiosidad por conocer nuevas bandas.
    Hala, hasta aquí mi reflexión.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR