Si los seguidores tuvieran criterio…

Criterio portada

En el pasado mes de enero fue noticia la entrega de dos discos de oro para el «Dj y cantante Kiko Rivera» (tal y como él se define en su web). El motivo, aunque parezca disparatado en la mente de los oídos inquietos, es que ha logrado superar seis millones de reproducciones de los singles “Dale” y “Así Soy Yo” en Spotify. Rectifico: lo han logrado sus seguidores.
Siento tener que deciros, queridos fans de este “artista”, que el hecho de recibir discos de oro actualmente en España -independientemente de la hazaña musical- significa en realidad muy poco: a los premiados les otorga un prestigio -a veces a golpe de talonario- que en verdad es ficticio, y premiando a quienes no lo merecen estáis haciendo un flaco favor a la salud nacional de la música accesible -que ya pende de un hilo muy frágil gracias a vuestro nulo compromiso con la responsabilidad que tenéis-.
Y es que los principales culpables de esta situación son las personas sin criterio musical que -no acabo de entender muy bien la razón- deciden pagar por la música y “directos” de sucedáneos como Kiko. Pero son consumidores, y esto al fin y al cabo es lo que genera oferta y demanda. A partir de aquí entran en juego otras vías que fomentan la trágica situación de la música en España – sí, no exagero: es una tragedia casi griega porque desde hace tiempo la calidad está prácticamente muerta en una gran parte del circuito mainstream-. Alrededor de los que “triunfan” mediante apoyo de seguidores se activa un mecanismo cuyos engranajes son los sellos, las discotecas y los medios que contratan a estos encumbrados, lo que me lleva a confirmar que si los seguidores tuvieran criterio la realidad musical nacional cambiaría drásticamente.

Criterio refuerzo

LOS SEGUIDORES ENCUMBRAN, PERO ESTÁ SIENDO UN GRAN PROBLEMA:

No es un secreto que la opinión que suscita la música de Kiko Rivera en ámbitos profesionales difiere en gran medida de esa celebridad imaginaria que envuelve su personaje gracias al apoyo mediático del que goza, ahora con galardones incluidos. Pero la realidad es abrumadora: está consiguiendo objetivos que muchos artistas con verdadero talento, pasión y creatividad sincera no logran a lo largo de agotadores años de lucha incesante y grandes sacrificios. Está claro que a los músicos entendidos seguro les hierve la sangre al ver los resultados obtenidos por personajes como Kiko Rivera, y el público en busca de opciones que merecen la pena (oídos inquietos) se retuercen al conocer noticias injustas de este calibre que ahora nos compete –me incluyo-.
Y no es para menos: comprobamos cada día cómo la escena musical nacional ofrecida en muchos medios está más segmentada que antes, si cabe –acotada a lo que nos quieren vender como “la escena musical nacional” y que cala en esa parte de la sociedad que se mueve por las tendencias-. Si a esto le sumamos la arraigada falta de criterio por parte de los seguidores me preocupa, y mucho, el porvenir musical nacional de fácil acceso: estamos jodidos si creemos que esto podrá ir a mejor (Aless Gibaja en 2014 con “Sexy Summer”, Ylenia y su “Pégate” en 2015, Kiko en 2016…).
Efectivamente los seguidores tienen la clave del éxito, pero solo si tienen criterio. El poder que poseen está siendo un arma de doble filo encumbrando a lo más alto a sucedáneos musicales que rozan lo estrambótico. Quiero creer que las fórmulas casposas que se tornan exitosas se diluirán con el paso del tiempo al mismo ritmo que se crearon, pero en vista del cariz que está tomando la música electro latina –la que ahora nos ataña, aunque caspa hay en muchas otras escenas…- mucho me temo que los músicos entendidos y los oídos inquietos tendremos cabreo para rato.

Vanessa Balón García
Fundadora DISTRITO UVE
-Proyecto Unipersonal-

The following two tabs change content below.
Vane Balón
Fundadora y Blogger DISTRITO UVE (www.distritouve.com) en activo desde 2010. Redactora freelence especializada en contenidos musicales desde 2011 (medios online y offline). Staff en Live For Madness Metal Fest desde 2013. Apasionada del Rock, Metal y Punk. Entusiasta de las etiquetas musicales: «no solo es necesario saber de dónde venimos (historia musical), también es fundamental averiguar hacia dónde vamos conociendo las nuevas expresiones compositivas».

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR