[Crítica] Moondark – “The Shadowpath”

11694157_10207012211959515_1632186234_nEn el marco de las “Cult Series” del sello Xtreem se recupera esta auténtica joyita del underground sueco. Y aunque todos los medios coiciden en llamar Death Metal a esta música, yo no lo tengo tan claro, creo que, por lo menos, debe mencionarse que una parte muy importante del impresionante sonido de esta banda proviene del Doom más podrido y corruptor que imaginarse pueda.

 Pero esta maravillosa demo de 1993 recuperada y dotada de un espectacular trabajo gráfico no suena a Asphyx ni a ninguna de las bandas que desarrollaron el Death lento: lo que hay aquí es mucho más cavernoso, radical, oscuro y putrefacto, y aun así se trata de un producto perfectamente audible, sin excesivas cerdadas, y con aquel aroma de cloaca o de ciénaga de la época. La vocación de arrastrarse queda clara desde el primer acorde.

Yo creo que estos siete largos y sinuosos temas tienen tanto que ver con los primeros Bolt Thrower (“In battle there is no law”, o sus fantásticas Peel Sessions) como con bandas manifiestamente consideradas pioneras del Doom más sludgero y pesado: Winter o Thergoton.

 Moondark desaparecieron legando únicamente este álbum magistral, y sus componentes fueron a parar a magníficas bandas que sí lograron un desarrollo pleno: hay gente de Moondark en Interment, Entrails, Uncanny y Centinex. Gozarán de esta maravilla los amantes del death antiguo, así como también los amantes del sludge más lento y radical. Si me hicieran buscar una banda parecida, elegiría Desecresy, aunque para definirles se aluda a Funebre, Funebrarum, Demilich o los inevitables Bolt Thrower, con quienes compartirían esos orígenes primigenios en los que las fronteras entre los géneros no estaban tan definidas como en la actualidad. A principios de los noventa, uno podía ver a Winter en el mismo concierto que a una banda de hardcore … ¿dónde encasillar,por ejemplo, a unos Deviated Instinct? De repente, un sello dedicado al punk, como era Peaceville, se pone a editar a My Dying Bride. Pues eso, yo no me contentaría con clasificar a Moondark como una banda de puro Death Metal. Hay algo más aquí, algo más básico en estos riffs de pesadilla, más monstruoso y subhumano.

De esa masa amorfa y extrema surgió esta pastosidad malévola. Música primaria y nocturna para disfrutar. Un acierto recuperar este tipo de discos que cayeron increíblemente en saco roto y en el olvido. Directamente a mi lista de lo mejor del año.

Temas a destacar: “Inside the crypt”, “World devastator”

Sello: Xtreem Music

The following two tabs change content below.

Uretra

Batería de Onirophagus y ex-redactor en Xtreem Music.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR