[Especial] La mayor rockstar de la historia: Satanás (part I)

La mayor Rock Star de la historia: Satanás (part I)

satanismo

Hace un tiempo escribí una serie de artículos donde hablaba de dos figuras que representaban el mal en toda su plenitud, y su relación con el rock y el metal. Se trataba de Charles Manson y de Aleister Crowley. Personajes, seres llámesele como se quiera,  que utilizaron actos deplorables para hacerse notar de una manera u otra, tener su más que minuto de gloria y de paso pasar a ser iconos de músicos y artistas; que en busca de la trasgresión por un lado, y el ocultismo por otro los subieron a los altares como autenticas rock stars. Pero si hay una figura que a lo largo de los tiempos, y sigue siendo, aunque en menor medida todo hay decirlo la mayor Rock Star de la historia, la más utilizada en letras, portadas, cultos etc… esa ha sido sin ningún tipo de dudas: Satanás.

Como todos bien sabéis Satanás, Satán, Belcebú etc… es la encarnación del mal. Si cogemos el primer diccionario que tengamos a mano, más o menos nos los define como la representación suprema del mal desde el punto de vista cristiano. Digo esto, porque para la religión musulmana Satán  encarna  el mal, desde el punto de vista de la desobediencia,  el que desobedece a Allah mediante actos de rebeldía. Termino rebeldía que nos viene como anillo al dedo para conectar esta figura con la música.

La música el arte humano expresivo por antonomasia, no se ha librado de establecerse también dentro de unos cánones. Este arte como tal, con el paso de los siglos ha ido mutando en diferentes manifestaciones, estilos, géneros que según a que clase social, política o intelectual se acercará se le tildaba de sonido celestial o infernal. Hay casos extremos como sectas salafistas islámicas que directamente la consideran satánica, por ser un instrumento del diablo.

tartini

Satán siempre ha estado cerca de la música, desde la mal llamada música clásica, su aparición más estelar la tenemos con el famoso trítono, ese intervalo musical que abarca tres tonos enteros, y que al sonar algo siniestro y ser  de interpretación dificultosa ya en el medievo se prohibía escribir en esta escala, al considerarla  poco recomendable; se pensaba que era  como una especie de llamada al maligno. En siglos posteriores los Black Sabbath utilizarían este famoso intervalo musical para hacerse inmortales. El compositor austriaco Johann Joseph Fux (1660-1741), en su libro Gradus ad Parnassum (1725), lo describió con el nombre de diabolus in música (‘el diablo en la música’). De ahí unas de las primeras uniones claras del maligno con el arte musical.

Abandonemos épocas pretéritas y adentrémonos en la época contemporánea para ver como Satán se las ingenió para ser protagonista total de la música de nuestras vidas, empezando por el blues, pasando por el rock hasta encontrar cobijo en el Metal.

giger_baphomet

Orígenes del rock y su acercamiento al maligno

 robert-johnson

A quien le debe su popularidad Satán es a la religión y en especial a las iglesias cristianas. Él es su némesis la encarnación del oprobio, lo prohibido, lo oculto, por tanto todo lo que se aleje de la moral, buenas costumbres y demás consignas que propugnan estos cultos son tildados de satánicos o cercanos al maligno. Comencemos este viaje y veamos como la iglesia, y la música unieron sus esfuerzos para hacer a Satanás el mejor frontman de la historia.

Daremos inicio a este viaje por las primeras leyendas sobre la unión del mal con la música. El blues fue la primera casa del diablo. En los primeras décadas del siglo xx la comunidad afroamericana estadounidense empieza a cultivar este género musical, ante los ojos incrédulos de los santurrones blancos de clase media americana. La única manera de empezar a desprestigiar el asunto es empezar a crear leyendas, no digo que fueron ellos directamente  los creadores de las mismas, pero si que creo con sinceridad que contribuyeron a su difusión. Uno de los mejores y pioneros guitarristas de blues de la historia  Robert Johnson hizo un pacto con el diablo, según cuenta la leyenda claro está. Robert Johnson vendió su alma al diablo en el cruce de la autopista 61 con la 49 en Clarksdale (Missisippi), a cambio de interpretar el blues mejor que nadie. Cierto o no, su azarosa y misteriosa vida, (murió a los 27 años de edad), y su manera insólita y diferente de tocar la guitarra le hizo rápidamente acreedor de tener ese dudoso honor. La mecha estaba prendida, el diablo en escena y preparado para subir al escenario; a partir de ahí  todo iba a cambiar.

La persona  que se sintiera rebelde, fuera de lo establecido o contraria a la religión, podía buscar cobijo en una serie de sonidos, donde moraba el maligno, donde no debías someterte a las reglas de lo establecido; amigos el diablo se inventó el rock y ya nada fue lo mismo.

jerry lee lewis-

Década de los 50 en los U.S.A. y U.K, el rock hace estragos, la sociedad queda epatada ante este nuevo movimiento en el que los jóvenes enloquecen, visten de otra manera, y se sienten libres para bailar y escuchar lo que les venga en gana. La sociedad moralista busca al único culpable que les puede haber hecho esta jugarreta, ¡of course queridos amigos!, el diablo es el que nos ha traído esta mala influencia para nuestros muchachos.

Los artistas por su puesto se suben al carro, cuanto más escándalo, más discos, más ventas y más seguidores; así de fácil, y si encima te asocian con el mal, pues mejor que mejor. Productores y sellos empiezan a frotarse las manos. Satán ha encontrado en el rock un socio cojonudo para hacerse aún más presente e inmortal, y todo ello  gracias a la estupidez, la moral y la religión más trasnochada.

Elvis-elvis-presley-36015244-596-596

Figuras claves de este momento de la historia, en lo que la rock se refiere, fueron sin duda tipos como:  Jerry Lee Lewis, Little Richards o el mismísimo Elvis Presley a los que de alguna manera ya se les empezó a asociar al maligno por propugnar y  enaltecer un tipo de vida escandalosa y fuera de la moral americana;  por tanto pecaminosa, por tanto obra del mal. Escándalos como la boda de Jerry Lee Lewis con una groupie de tan sólo 13 años, o las tendencias homosexuales de Little Richards, junto a sus excesos les hicieron acreedores de ser fieles sirvientes del tipo del tridente. Que decir del rey del rock, Elvis Presley, que con su forma de bailar incitaba a la lujuria a las  féminas de la sociedad americana, y por tanto les invitaba a pecar y darse un festín orgiástico presidido por Belcébú.

article-2336160-0AD068E7000005DC-479_634x396

Llegamos a la década de los 60 donde el movimiento hippie aflora, y acercarse al ocultismo se vuelve chic y atrayente. Es la época de encontrar otros mundos, otros planos alternativos, en definitiva otras puertas;  hablando de puertas, y permitídme el símil fácil, The Doors, se pusieron como avanzadilla de todo este tipo de cuestiones. Evidentemente no podemos catalogar a este grupo como amante del diablo, pero las inclinaciones del señor Morrison hacia la trascendencia no religiosa, y buscar otras vidas y mundos fuera de lo establecido por la religión, también fue acreedor de acusaciones sobre un comportamiento indecoroso y esquivo con la sociedad, y por tanto cerca del mal.

sgt-pepper1

Grandes bandas de la época como The Beatles o The Rolling Stones, tampoco se libraron de la cacería de brujas, en parte también utilizada por ellos para su conveniencia como en el caso sobre todo de los Stones. Con respecto a los Beatles no hizo nada de gracia su giro hacia la trascendencia mística hindú, y el que fueran asociados con  Charles Manson al utilizar el loco asesino, el álbum blanco como biblia para sus fechorías les marcó también y les acercó al mundo de Satán. Tampoco ayudó mucho la inclusión del señor  Aleister Crowley en la portada del Stg. Peppers .

 img12

Pero los que se llevan la palma son los Stones. Además de cantar a los cuatro vientos su “simpatía por el diablo”, y autoproclamarse “sus satánicas majestades”, sirvieron en bandeja de plata a toda la moralina británica y americana la posibilidad de ser atacaddos  por proclamarse discípulos del diablo. En esta ocasión los Rolling aprovecharon esa mala fama para hacer de su nombre algo inmortal, que perdura todavía en nuestro tiempo. Se comenta que su acercamiento al mundo del maligno provino de dos mujeres: por un lado Marianne Faithfull, novia en ese momento de Jagger y por otra de Anita Pallemberg, novia de Brian Jones primero,  y después de Keith Richards. Ellas les presentaron al director de cine Kenneth Anger relacionado con Aleister Crowley por medio del film “Lucifer Rising”. Sus relaciones con Anton Lavey, fundador de la iglesia de Satanás y la muerte de Brian Jones en extrañas circunstancias no hizo más que engrandecer la leyenda de los Stones,  y su unión con el diablo;  por cierto viendo a Richards ¿quién puede pensar que no tiene un pacto con Satán?

Black Sabbath y Led Zeppelin: el binomio del ocultismo

Black Sabbath File Photos

Llegamos a los 70. Dos bandas irrumpirán en la escena mundial del rock y ya nada será lo mismo. Me estoy refiriendo a Black Sabbath y Led Zeppelin. Hablar de estos dos monstruos de la música, es referirse a dos de las formaciones más influyentes de la historia del rock. Black Sabbath dicho por muchos los padres del Heavy Metal y Led Zeppelin influencia total en todas las bandas posteriores sobre todo de Hard Rock. No solo se hicieron famosos por su música, acontecimientos que les rodearon y sobre todo la parafernalia utilizada (sobre todo por los Sabbath), les hicieron acreedores de su fama de alumnos aventajados del diablo.

led-zeppelin--644x362

Comenzamos con Zeppelin, su acercamiento al diablo es algo más sutil. Hay que leer entre líneas para ver su amor por el ocultismo. Aunque habría que concretar, el gran ocultista de la banda fue y es Jimmy Page. Su reverencia por Crowley, del que incluso llegó a comprar la mansión en la que vivió el afamado brujo: la Bloeskine House. Mansión que tuvo Crowley a las orillas del Lago Ness, donde cuenta la leyenda que se realizaron múltiples misas negras y sacrificios. Page hizo que su música estuviera siempre mezclada con el ocultismo y su pasión por el maligno de alguna manera. Desde los símbolos utilizados por la banda para identificarse, pasando por las leyendas en las composiciones de las letras, mensajes subliminales etc…, no hicieron más que agrandar la leyenda  de que Page tenia un pacto con el diablo. Este es un caso en el que la relación con el maligno no es de pose. Page nunca ha escondido su amor por las artes ocultas.

led-zeppelin-symbols

El bulo principal que se cernió sobre la banda era que Jimmy Page había convencido a los miembros de la banda para que vendieran su alma al diablo como el bluesman Robert Johnson, las malas lenguas achacan todas las cosas malas que le ocurrieron a la banda en años venideros a ese pacto con el maligno.

La primera referencia clara del grupo hacia el brujo Crowley, la encontramos en su álbum “Led Zeppelin III” en la canción “The Inmigrant Song” en las partes donde no hay grabado ningún sonido, se puede encontrar impresa la ley suprema de Crowley “Do What You Wilt”.

El disco mas esotérico de los Zeppelin fue el disco llamado “IV”, desde su portada en la que aparece un anciano que según la leyenda era el retrato de otro brujo llamado George Pickingale; en el interior del disco aparecen símbolos que representaban a cada uno de los cuatro componentes, Page se representó con el símbolo que incluía la palabra “Zoso” nunca quiso desvelar que significaba, hay gente que cree que pertenecía a su vez a algún vocablo extraño de la alquimia medieval.

Starway to Heaven”, el tema culmen de la obra de los británicos, tampoco quedó exento de polémica, algunos afirman que escuchado al revés los mensajes ocultos relacionados con Satán se manifiestan, todo por tanto dentro de la admiración y culto al brujo satanista Crowley.

black_sabbath_reel_to_reel

Cosa distinta pasa con Black Sabbath, aparentemente más satánicos que los Zepp, pero nada más lejos de la realidad, todo su acercamiento fue y es pura parafernalia. Salvo Butler que si es ocultista, los demás eran chavales criados en la religión y que utilizaron la imaginería oculta para atraer a la gente y hacerse conocidos. Si a ello unimos la utilización del tritono  en algunos temas como “Black Sabbath”, su leyenda demoníaca  subió como la espuma . Ozzy Osbourne es caso aparte, su unión con el diablo es pura fachada realizada sólo para escandalizar;  en este caso vemos como los propios artistas,   utilizan el mal par darse  a conocer sin existir una base real en todo ello.

Como curiosidad comentar que un grupo de satanistas al enterarse del nombre de la banda, les pidieron que tocaran en un homenaje que se iba a hacer a Satanás en Stonehenge, a lo que el grupo contestó amablemente que no eran parte de su culto e intentaron aclarar la confusión.

Sabbath_Bloody_Sabbath

Portadas que ahondaron en su leyenda de satanistas fueron entre otras:  las del primer disco, “Black Sabbath”,  en donde aparece la siniestra figura de una mujer, con aspecto de bruja o espectro del mal, o la de “Sabbath Bloody Sabbath” que causó mucho revuelo también. Todo ello influjo de la moda satanista  y de lo coulto derivado de los ultimos años del hippismo. Del acercamiento del hippismo a lo oculto y otras trascendencias, se llegó a la moda de lo satánico.  Modas o no, lo que estaba claro era que Satanás había comenzado su reinado de manera ya evidente, y sin doble sentido en el rock;  pero no sería en el rock a secas, donde camparía a sus anchas, llegan los 80 estalla el Heavy Metal y nombra hijo predilecto a Lucifer. La influencia de estas dos bandas en el devenir musical de la década de los 80  acontecería fue total, no sólo en la música sino en la actitud, y como no en la imagen. En la segunda parte de este artículo abordaremos la relación de Satanás con el heavy metal, su llegada al black y a otros estilos.

 Ozzy Osbourne Tortures Woman With Swinging Blade, c. 1982.

The following two tabs change content below.
Antonio Mautor

Antonio Mautor

Colaborador en revistas especializadas en Música Rock como Popular 1, Metal Hammer o La Heavy. Colaborador en webs especializadas en rock como The Metal Circus, Mariskalrock.com, Metalcry, Xtreem Music, Todoheavymetal.com, Truenometálico, Latin Metal etc... Actualmente Director en Nos Gusta La Música, colaborador en RNE Radio 3 programa Bandera Negra, sección "Desenfoques Reiterados", y "Bandera Negra Sin Fronteras", así como director del podcast Mautorland. Ha sido colaborador en el programa de radio Backstage.com de la cadena Pop Rosario en Argentina.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR