Judas Priest y el taxista heavy


 

HAMMOND, IN - OCTOBER 03: Rob Halford of Judas Priest performs on stage at The Venue at Horseshoe Hammond on October 3, 2014 in Hammond, United States. (Photo by Daniel Boczarski/Redferns via Getty Images)

 (Photo by Daniel Boczarski/Redferns via Getty Images)                                                                                                                                                                                                                         

El 16 de mayo de 2012 siempre lo recordaré no sólo por haber visto a Judas Priest en concierto, sino también por la simpática anécdota que me ocurrió ese mismo día, y que me apetece contárosla. Me disponía a ir a unos de los conciertos de la temporada, nada menos que Judas Priest junto a Blind Guardian y U.D.O. en el Sant Jordi Club de Barcelona. La verdad sea dicha, ir un miércoles a ver un concierto en plena semana laboral no me seducía mucho, pero ya se sabe, Judas Priest son Judas Priest.

Llegué con la hora justa a mi casa después de la jornada de trabajo y la única opción para poder llegar a una zona elevada  de la ciudad, (para quién no lo sepa, el Sant Jordi Club está en Montjuïc) era coger un taxi; sí ya sé que es un poco de señorito, pero no tenía otra opción. Tras llamar al radio-taxi de turno, bajé a esperarlo a la calle para salir pitando hacia el concierto. La verdad es que llegó muy rápido, se detuvo con lentitud delante mía, abrí la puerta y me quedé con cara de imbécil y a punto de estallar con una ataque de risa, al ver un tío de casi dos metros de altura, con una melena rizada que le llegaba a hasta casi la cintura y con una camiseta de Whitesnake, parece coña ¿no?; pues amigos es la pura verdad. Cerré la puerta, saludé, se me quedó mirando por el espejo retrovisor esperando que le dijera la dirección, y le solté: “Al sitio al que voy seguro que te gusta”, claro, el tipo me miró con cara de ajo, supongo que pensaría que estaba como una chota. Para evitar la tensión que se palpaba en el ambiente le solté: “¡¡Llévame a ver a los Judas!!”. El taxista soltó una carcajada y me dijo: “¡¡¡Claro que sí man, vamos para allá!!!. Ni que decir tiene, que no tuve que indicarle hacía donde me dirigía; sin perder un segundo puso rumbo al Sant Jordi Club.

El rato que duró el trayecto hacia el concierto fue sensacional. Iba en un taxi, con un taxista heavy a ver a los Judas Priest y encima no paramos de hablar de música. Me comentó que lo último que había visto en directo eran a los Helloween, compartimos anécdotas de ese concierto al que yo también asistí. Además me habló de lo mucho que le sorprendió en positivo ver a Marilyn Manson en directo, (era muy reticente con la expectativa de ver al reverendo Manson), fue al concierto por su hija y salió muy satisfecho ante el show que dio. En nuestra conversación destacó sobre todo nuestra admiración mutua por David Coverdale y la época gloriosa de los álbumes “1987” y “Slip Of The Tongue” cuando eran la mejor banda del mundo. El taxista flipaba, comentando lo bien que se lo pasó cuando los vio en esa época en Barcelona, parecía que lo estaba viviendo como si fuera esa misma noche el concierto.

El trayecto hacia el show se me hizo muy corto. Me comentó que le daba rabia no estar viendo a los Judas ya que tenía que currar, aunque eso sí, ya los había visto muchas veces. Nos despedimos cordialmente, me deseó que me lo pasara de puta madre, y desde ese día ya no le he vuelto a ver más. Me dio rabia luego el no haberle pedido una tarjeta, o algo parecido, para haber requerido sus servicios en otra ocasión; así que si estás leyendo esto ya sabes, ponte en contacto conmigo.

El concierto estuvo muy bien, U.D.O. como siempre muy correcto y bestial en las tablas, Blind Guardian hicieron un buen show aunque a mí no me matan mucho, y los grandísimos Judas hicieron una gran show, con un Halford brutal. La banda británica  estaba inmersa en la gira “Epitaph” donde iban a dejar los escenarios, y míralos en 2016, 4 años después, siguen dando guerra por todo el mundo.

Pues nada más, quería compartir esta anécdota con vosotros. Algunos pensarán que me la inventado, otros se la creerán;  el taxista y yo sabemos que fue verdad y fue una jornada inolvidable.

 

The following two tabs change content below.
Antonio Mautor

Antonio Mautor

Colaborador en revistas especializadas en Música Rock como Popular 1, Metal Hammer o La Heavy. Colaborador en webs especializadas en rock como The Metal Circus, Mariskalrock.com, Metalcry, Xtreem Music, Todoheavymetal.com, Truenometálico, Latin Metal etc... Actualmente Director en Nos Gusta La Música, colaborador en RNE Radio 3 programa Bandera Negra, sección "Desenfoques Reiterados", y colaborador en el programa de radio Backstage.com de la cadena Pop Rosario en Argentina.

2 Comentarios

  1. Sr. Mono

    01/03/2016 at 17:04

    Pues, y esto no sé si considerarlo anécdota, yo estuve allí ese día y pude ver a mi banda de Heavy Metal favorita en el día de mi cumpleaños, algo que jamás creí posible pero mira, las cosas pasan cuando uno menos las espera!

    Total, la cosa es que al llegar y tras pillar unas birras mientras desfilaba la cola hacia el interior del recinto, fui buscando a ver si veía a algún vendedor de camisetas pues tengo por costumbre comprar una a modo de un recuerdo más de haber estado allí, ya que suelen ser de las giras y no de discos en concreto.

    Cuando para mi sorpresa y al rato ya de todo esto, vendedor muy majo por cierto, caigo en que en vez de UDO las camisetas ponían “ODU”, y entonces me cuadró que todo el mundo corease así a UDO en su turno, la verdad es que mi cara fue un mapa al principio pero me resultó gracioso al final.

    Aquél fue un gran día, y veo que no sólo para mí!

  2. Judit

    01/03/2016 at 23:44

    Yo me lo creo, por supuesto. Soy taxista y metalera hasta la medula. Siempre llevo heavy y encontrarme un cliente asi es una gozada

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR