Entrevistamos a Los Brazos

Los Brazos

Hablamos con Los Brazos, un power trío de rock total procedente de Bilbao. Si te gustan los sonidos auténticos, el rock y el blues esta es tu banda.

 Explicad a la gente como tres tíos de Bilbao suenan como si hubieran nacido en Texas…

La verdad es que eso es imposible de explicar. Probablemente entendemos algo de manera distinta a lo habitual, porque usamos recursos, instrumentos y a tres personas muy normales. Hemos bebido el rock desde pequeños, como casi todos hasta hace poco. Igual nosotros, al bucear más en los orígenes, nos hemos acercado más a la idea originaria.

 Con una simple oída de vuestro nuevo disco “Gas” uno tiene la sensación de que pensáis que el rock no es algo monolítico, sino que tiene muchas influencias ¿me equivoco?

No te equivocas: nuestra música deja bien clara la idea de que todo está conectado, y de que en algún momento quizá hemos olvidado que la música que influyó a Los Beatles es la misma que influyó a Los Stones o a los Zeppelin.

¿Qué queríais hacer llegar a la gente con este nuevo trabajo?

Igual somos un poco ilusos, pero queríamos desenterrar el rock and roll de la polvareda que le ha caído encima. Parte de la culpa de que Blues, Swing o Rock hayan ido enterrándose es nuestra, porque músicos rockeros y afinionados al rock y al blues le hemos dado un halo de misticismo a esta música, que precisamente lo que quería originalmente era alcanzar a cuanta más gente mejor, y liarla en general con cuantos más, mejor: es música para entenderse y para compartir.

Nuestro objetivo es darlo a entender. Por eso miramos ahí atrás en el tiempo, donde gente que sabía mucho de música experimentaba con la guitarra y donde arrancaban los pequeños primeros grupos en los que había guitarra (especialmente guitarra porque fue una novedad en su momento que desbancó al piano y a otros solistas), bajo y batería.

¿Cómo ha sido la aceptación del mismo?

Pues está recibiendo una crítica muy buena desde el primer momento y a la gente le está encantado esto de los ritmos del rock. Estamos encantados y agradecidísimos.

Contadnos como es el proceso de composición de vuestros temas…

Dando en la diana, jajaja. Es muy sencillo: cogemos ideas de un riff o un ritmo -o lo que sea- y construimos encima: repetimos hasta que nos gusta, si no llegamos a ese punto o la dejamos reposar o la cambiamos. Cuando una canción nos pone los pelos de punta en el local de ensayo la reacción de la gente en directo suele ser la misma.

Componemos de forma muy democrática, digamos: se habla, se para, se mira, se revisa. Y al grabar es normalmente cuando concretamos los últimos detalles.

El directo es vuestro fuerte, de hecho el álbum está grabado intentando ser lo más fieles al sonido que mostráis en vivo, ¿lo analógico vuelve con fuerza?

El disco se grabó tocando en el local los tres a la vez, en vivo. Pero usamos un programa informático para grabar y equipo más bien moderno, no cintas ni cosas así: lo que hemos hecho a la antigua es estar los tres juntos tocando, pero ni tenemos equipos antiguos ni nos hemos liado con esos temas -ni creemos que pase en el futuro-. Tocamos juntos al grabar porque suena bien (importante) y porque las canciones cogen vida cuando las tocas con tus compañeros y eso lo recogen los micros.

Lo analógico ha vuelto, y no hay duda de que es diferente, pero creemos que si no vuelven los técnicos e ingenieros de antes, usar una cinta para grabar es una fuente de problemas y poco más. Todo acaba con suerte oyéndose en el coche… no creemos que sea como antes.

Todos los grandes músicos se han pegado toda la vida por grabar mejor, y ahora hay quien dice que eso desvirtúa la música… Entendemos que lo que tiene que decir algo es tu sonido personal y tus canciones. La forma en que grabas, mezclas y masterizas ya da información de sobra sobre lo que quieres hacer -si lo tienes claro-. No creemos que hagan falta cintas de cromo en la ecuación.

Ahora mucha gente solamente “masteriza” vía cinta: no hicimos esto tampoco. Creemos que el sonido debe ser agradable y molestar lo menos posible, y que en ocasiones ni esta regla es cien por cien fiable.

Temas como “Boggie”, “Tales” muestran a una banda muy versátil en los sonidos que ofrece ¿está buscado premeditadamente?

Sí. La música nos gusta variada y entretenida, con distintos mensajes a distintas cosas que nos pasan. Nos encanta el reto de sorprender con algo distinto una y otra vez. Ojalá tengamos inspiración para seguir haciéndolo así, porque nos gusta mucho.

¿Qué tema se os resistió más a la hora de componer?

Buena pregunta: fue Tales, curiosamente. Es una canción que no estuvo realmente acabada hasta que la grabamos. Muchas veces ponemos muchas cosas a una composición y luego empezamos a quitar piezas, como cuando desmontan un coche. Cuando se quedó en el chasis nos ponía los pelos de punta. La grabamos en una especie de tensión/placer que no creo olvidemos en la vida.

¿En vuestra banda hay democracia o hay uno que es el que lleva los pantalones?

Todo entre todos, todo se habla, nos ayudamos en todo: personal, profesional y semi-profesional. Cada cual tiene su papel y en todo lo que se puede nos apoyamos. Las decisiones que hay que tomar se hablan primero y esto está haciendo muy cómodo todo y nos ayuda a sobrellevar la carga de curro que es tener tu trabajo y luego sobrellevar este maremoto.

Habéis tocado en USA, ¿es muy diferente el público con respecto al de aquí?

Pues no demasiado, aunque hay cosas en que sí: fundamentalmente que conocen cada guiño a la música popular americana, y que cuando ven algo que les gusta van a felicitar a quien lo ha hecho sin ningún tipo de vergüenza -y luego se lo cuentan a todo el mundo, cosa que aquí… poquito-.

¿Creéis que la música sólo está creada para la diversión o se puede utilizar como vehículo ideológico, político etc…?

La música une a gente con conciencias e ideologías completamente distintas. Creemos que esto ocurre porque todos tenemos las mismas necesidades, y divertirse es una. Es bastante evidente que la música se creó para entretenerse trabajando o cuando las personas estaban aburridas en general.

Si te fijas en lo que une a las personas, y hablas de ello, socializas; si utilizas la música de ariete político abandonas el objetivo de entretener y unir.

Planes de futuro de Los Brazos…

Vamos a intentar conseguir que curen el cáncer del desarrollo (necesitaremos vuestra ayuda, ya os lo explicaremos). Y vamos a tocar donde nos dejen o donde nos acojan con buena disposición. Queremos ir a todas partes, y tocar, y divertirnos con vosotros. El límite, de momento, no lo vemos: vamos a por todos vosotros.

Para los seguidores de NGLM (Nos Gusta La Música), ¿por qué deben escuchar la música de Los Brazos?

Deben escucharnos al menos para comprobar si les gusta, porque es posible que les guste, y eso beneficia a todos.

MUCHÍSIMAS GRACIAS. Una entrevista guapa, una vez más. Es curioso que después de tantas siempre nos sorprendéis con alguna pregunta.

 

The following two tabs change content below.
Antonio Mautor

Antonio Mautor

Colaborador en revistas especializadas en Música Rock como Popular 1, Metal Hammer o La Heavy. Colaborador en webs especializadas en rock como The Metal Circus, Mariskalrock.com, Metalcry, Xtreem Music, Todoheavymetal.com, Truenometálico, Latin Metal etc... Actualmente Director en Nos Gusta La Música, colaborador en RNE Radio 3 programa Bandera Negra, sección "Desenfoques Reiterados", y "Bandera Negra Sin Fronteras", así como director del podcast Mautorland. Ha sido colaborador en el programa de radio Backstage.com de la cadena Pop Rosario en Argentina.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR