Entrevistamos a Jorge Martínez (Ilegales)

Ilegales_IMG_2908A

“Acumula conocimientos, no sólo de técnica musical, es importante sonido, electrónica y una visión lo mas nítida posible del mercado. Si realmente tienes vocación no intentes dejarlo porque no sirve de nada y sólo perderás tiempo y posicionamiento. Además no te olvides de tapar el culo”.

La primera vez que me planteé la idea de llevar a cabo una entrevista con Jorge Ilegal no puede evitar sentir una gran sensación de vértigo. Son tantas las leyendas, los rumores, las canciones y los momentos irrepetibles que nos ha regalado el músico de Avilés, que a veces la emoción me bloqueaba y no sabía ni por donde comenzar. 

Crecí en un municipio costero del norte de España. Pasé mi infancia y adolescencia acompañado por la música de Eskorbuto, La Polla Records, Cicatriz, Los Suaves, Extremoduro, Metallica, Pantera y Ac/Dc. Después de escuchar cientos de discos de música extranjera y estatal y bucear en infinidad de estilos durante más de veinte años, al final descubrí “La Vida Es Fuego” de Ilegales y ya no hubo vuelta atrás. Este álbum ha sido un soplo de aire fresco del que todavía no he conseguido recuperarme. 

Llevo unos meses recopilando con pasión todo lo que puedo conseguir de la banda y escuchando con obsesión todos sus discos. Tengo 35 años y os puedo decir una cosa, si en mi juventud llego a descubrir sus trabajos, hubiese perdido menos tiempo con algunas de las bandas mencionadas anteriormente. La música de Jorge Martínez me ha conquistado, no he podido evitarlo. 

En mi opinión, puede que estemos ante uno de los mejores escritores de canciones de este país. El cancionero de Ilegales toca infinidad de estilos musicales y sus letras son auténticos viajes que te llevan de la euforia a la reflexión. En sus letras, Jorge Ilegal habla de romanticismo, sexo y violencia como casi nadie en este país.

Su último trabajo es un verdadero viaje al interior de los pensamientos de Jorge Martínez. Un adictivo álbum de reflexiones acompañado de unas composiciones de lujo y una banda de músicos en estado de gracia. Un disco que aborda el Rock, el Hard Rock, el Blues e incluso la Psicodelia de una forma magistral. Todo ello acompañado por el particular punto de vista que Jorge Martínez imprime en sus letras. En la actualidad Ilegales lo componen Alejandro Espina al bajo, Jaime Belaústegui a la batería y Jorge Martínez a la guitarra y las voces. En mí opinión una de sus formaciones definitivas. Un power trío difícil de superar.  

Hola Jorge, en primer lugar me gustaría felicitarte por este pedazo de disco y de paso por toda tu carrera, descubrirte ha sido una experiencia acojonante.

 Ha sido un disco inevitable, durante meses me he resistido a grabarlo pero no soy un buen abortista y las canciones se han abierto paso con una fiereza irresistible. Supongo que es imposible luchar contra la propia naturaleza y aquí tenemos “La vida es fuego”.

 El tema “Voy Al Bar” se ha convertido en todo un himno para mí. He entonado esta canción unas cuantas veces a altas horas de la madrugada y me la suelo poner antes de salir de juerga. Es perfecta para salir a quemar la noche, siempre que se la enseño a algún colega que no conoce a los Ilegales queda prendado de ella. ¿Cuando la compusiste eras consciente de estar creando un himno para los fiesteros, los borrachos y las moscas de bar?

 La compuse durante un par de horas de bar con la banda, cantaba todas esas “reflexiones” a voz en grito mientras las copas se vaciaban; luego cinco minutos en el estudio y la cosa quedó lista para sentencia. Es una canción rápida.

 La canción “La Vida es Fuego” es una de mis favoritas del disco. ¿Va dedicada a alguna ex novia, a algún enemigo o simplemente es una declaración de intenciones de la banda?

 Nunca hablaría así a una ex-novia. Se trata de una auténtica canción guerrera, de hecho se inicia con cantos tribales de guerra. Es inevitable que el guerrero y el pacifista coexistan en la misma persona. “La vida es fuego” es una declaración de guerra en toda regla, empecé a escribirla en México, en el Tenampa de Plaza Garibaldi. Ese día inicié una guerra difícil pero se ha ganado sin demasiadas heridas.

¿ “Regresa a Irlanda” esta dedicada a alguna cantante en especial?

 Sí, aunque no recuerdo ni su cara ni su nombre. Tras una noche de festejos nocturnos, en Gijón, me encontré padeciendo una actuación de la que no podía huir por diversos motivos y “Regresa a Irlanda” surge como respuesta automática. 

Háblanos un poco de la portada de “La Vida Es Fuego”. ¿El tipo de la jeringuilla es un toxicómano o un culturista que se va a pinchar su dosis de esteroides?

 El yonki heroinómano casi ha desaparecido pero los que se inyectan esteroides se han multiplicado de manera asombrosa. ¿Porqué a la gente le gustarán tanto las agujas?. Una fotografía como esta puede funcionar como un espejo de una parte cada vez mas importante de la sociedad actual. ¿Esteroides por decreto-ley?

 La canción “Hacia las Profundidades” me tiene embelesado. Es reflexiva, relajante e hipnótica. Un autentico viaje. Cuéntanos de que trata exactamente.

Acostumbro a bucear en las aguas del irascible Mar Cantábrico por lo que hay algo de literal en la canción pero se trata sobre todo de bucear en las mas oscuras profundidades del yo, ejercicio peligroso y poco aconsejable. Hay momentos en que todo grita: ¡A profundidad!. No importa el precio. He extraído esta canción de una zona realmente peligrosa, muy pocas personas se atreven a llegar hasta ahí.

 Me encanta “Hipster”, en este tema disparas a las modas de forma aguda y contundente. Creo que es cierto que muchos de esos chicos abandonarán esa imagen y la música en cuanto pasen un par de años y se…“formalicen”. Solo los realmente auténticos seguirán ahí tocando, asistiendo a conciertos y comprando discos hasta que mueran. ¿Qué opinas?

 Las modas son esa parte formal e inocua que envuelve a lo esencial, a veces son molestas y mas frecuentemente ridículas pero soportables. Carecen de importancia, el término hipster se acuña a finales de los años cuarenta para definir a los seguidores del cool jazz y desde entonces han llegado, dando tumbos, hasta hoy. ¡Toda una proeza!

 Llevas muchos años en la música y supongo que has visto y vivido de todo en este negocio. ¿Prefieres el panorama del negocio musical del pasado o el del presente? ¿Se puede vivir de la música en los tiempos que corren?

 Los milagros existen ayer, hoy y siempre, el día que La Iglesia investigue nuestras vidas y milagros “Ilegales”seremos serios candidatos a la santidad. 

¿Qué consejo le darías a las bandas que comienzan? ¿Y a las que están a punto de dejarlo por falta de expectativas?

Acumula conocimientos, no sólo de técnica musical, es importante sonido, electrónica y una visión lo mas nítida posible del mercado. Si realmente tienes vocación no intentes dejarlo porque no sirve de nada y sólo perderás tiempo y posicionamiento. Además no te olvides de tapar el culo. 

 Tengo entendido que tienes una gran cantidad de aficiones ajenas a la música. Háblanos un poco de tu pasión por el submarinismo, el avistamiento de animales salvajes o la fabricación de soldados de plomo.

 Sí, en la vida hay muchas cosas apasionantes. Me temo que no voy a disponer de todas las vidas que necesitaría vivir. No entiendo a esa gente que ve pasar la vida como si pasase el tren. El submarinismo y el contacto con el medio natural, en general, son beneficiosas costumbres marcadas por la propia naturaleza humana. Los humanos hemos trascendido el nicho ecológico para el que estamos preparados tras millones de años de historia evolutiva y esto genera ciertos conflictos que se pueden paliar ,e incluso resolver en parte, colisionando e interaccionando con la naturaleza. Lo de los soldados de plomo va justo en sentido contrario, aquí lo importante son las artes unidas a lo funcional. El arte es al fin y al cabo un juguete por imprescindible que resulte para muchos de nosotros. Lo puramente artificial posee un magnetismo al que no puedo evitar ser sensible.

1507559_10153148260428836_264658886859464277_n

 En un reportaje de la edición española de Rolling Stone, Igor Pascual ex- Babylon Chat y actual guitarra de Loquillo declaró: “Un día, durante un ensayo, me confundí en una nota y Jorge me pegó un cabezazo que casi me tumba”. Dice que le dijiste: “Todas mis bandas han sonado de puta madre. Empleo cualquier método para lograrlo. Ya verás como no te vuelves a equivocar”. ¿Es cierto? ¿Eres de la opinión de que…la nota con sangre entra?

Bueno, supongo que estábamos borricando un poco; Igor es un gran amigo y lo quiero demasiado como para hacerle daño alguno. A veces los ensayos son duros y mongolizar un poco no es malo. Las estrategias para conseguir que “la letra entre” van mucho mas allá de la sangre aunque, tristemente, gran parte de los progresos técnicos de la humanidad se derivan de la actividad bélica. 

 Se dice que posees una de la mejores colecciones de guitarras del mundo, algunas de ellas difíciles de encontrar a día de hoy. Háblanos un poco de tus niñas.

 Intento que las guitarras sean sólo herramientas de trabajo pero a lo largo de mi vida he encontrado unas trentaitantas de tan excepcional calidad que se diría que tienen vida propia. Me gustan especialmente las stratocaster, jaguar y jazzmaster de la legendaria serie L aunque no todas son buenas. He encontrado algunas impracticables y sólo me quedo con lo mejor de lo mejor. Me vuelven loco las guitarras “de caja”de los años 30 ó 40… Slingerland, Paramount, Epiphone, Gibson, SS Stewardt, Kay, Regal, Harmony pero sobre todo las Vega de esa época. Puedes pedirles casi todo lo que se puede pedir a una guitarra de caja y algo mas. Tengo unas cuantas Les Paul que son muy efectivas pero algo pesadas para un concierto en directo que supere las dos horas de duración.

 Tienes seguidores en casi todo el mundo. ¿Dónde consideras que eres más popular, en España o en Latinoamérica?

 Decididamente la conexión con el público de Latinoamérica es mucho mas intensa. Ellos son mas de letras y hacen caso omiso de los grandes mecanismos publicitarios, tienen un gran instinto buscador y encuentran. El público que tenemos en España es mas analítico pero, sorprendentemente, son mas sensibles a las modas creadas por Satanás.

Una vez dijiste que en Chile te podías meter en problemas por tener un disco de Ilegales. La gente los guardaba como oro en paño y cuando por fin actuasteis en Santiago de Chile el público lloraba en vuestros conciertos. ¿Dónde consideras que se encuentra tu público más leal?

 En Chile estuvimos prohibidos durante varios años y el encuentro con el público chileno en el Estadio Victor Jara resultó emocionante y emotivo. Las cosas son increiblemente intensas en Ecuador, Colombia y México. Voy a reclamar la nacionalidad en, al menos, estos países.

Se comenta que en el pasado los conciertos de Ilegales podían llegar a transformarse en auténticas batallas campales. Yo he escuchado algo sobre un concierto en Ponferrada que terminó con visitas al hospital y leyendas sobre movidas monumentales en la sala Rock-ola de Madrid. ¿Es cierta la rumorología? ¿Nos puedes relatar alguno de estos sucesos?

El público de los 80 era explosivo, en nuestros conciertos se juntaban tribus urbanas en clara confrontación: mods, rockers, punks, modernos, heavys… aquello unido a un sonido tremendamente potente tenía que estallar en algún momento. El objetivo no era que todo fuese calma sino que la trifulca se saldase con el mínimo de heridos y desperfectos. Los de seguridad trabajaban a tope durante todo el concierto y a nosotros, a veces, nos resultaba difícil concentrarnos en la música. Todos los instintos aconsejan que en caso de guerra lo mejor es convertirse en guerra.  

 En una ocasión os contrató la Legión para actuar en Fuerteventura. ¿Nos puedes hablar de ello?

 Sí, se organizó una votación entre la tropa y al final salimos elegidos. La Legión funciona muy bien y todos los problemas técnicos que conlleva un concierto de rock fueron resueltos con gran solvencia. Después del concierto había una especie de apuesta para ver cuanto tiempo tardábamos en caer borrachos. Todos los ilegales aguantaron bebiendo hasta mediodía, eso si, hubo muchos arrestos entre la tropa.  

 ¿Cuando decidiste dedicarte a la música?

 A los trece años mientras escuchaba “Black is black”.

 ¿Cuales son tus principales influencias musicales?

 Sobre todo rock de los 50, 60 y 70. Luego empecé a oír otras cosas: jazz, bossa nova, música clásica…

 ¿Tienes alguna influencia literaria o cinematográfica?

 Sí, desde los clásicos latinos como Marcial, Juvenal o Virgilio pasando por todo el Siglo de Oro español, Shakespeare incluso Nietzsche, que es también un gran escritor, me han influído muchísimo. En cambio el cine me importa menos, a mitad de la película ya estoy deseando largarme en busca de aventuras.

 Que yo sepa aún no hay ninguna biografía oficial de Ilegales en el mercado, pero sí hay un documental que ya está en camino.  ¿Nos puedes hablar de este proyecto?

 Hay un par de genios locos, Juan Moya y Chema Mera que se han puesto manos a la obra. He dicho que si porque sus plantemientos son arriesgados, innovadores y veraces. Están montando un crowfunding desde su empresa Alltube para financiar, al menos, parte del proyecto. El documental se titulará “Mi vida entre las hormigas”. 

 ¿Tienes pensado escribir tus memorias?

 Tengo buena memoria, puedo revivir episodios pasados con toda nitidez. La memoria es peligrosa porque va unida al recuerdo y el rencor. Después del documental me gustaría editar un libro tangencial a este, no repitiendo las mismas cosas sino complementándolas y añadiendo material no cineable.  

The following two tabs change content below.
Nacho García Alvarez

Nacho García Alvarez

Autor de El Círculo Desnudo, El Círculo Sobrenatural (Chiado Editorial) y Correo 42. Ex Cantante y letrista de Sin Bautismo y colaborador de la web Nos Gusta la Música.

Páginas: 1 2

2 Comentarios

  1. Alfred

    03/05/2016 at 0:05

    Entrevista algo a falta de profesionalidad por parte del entrevistador, ya que lo único que parece haber escuchado de ilegales es el último disco, por otra parte dice que canciones como “El loco soy yo” han aguantado muy bien el tiempo (cuando ese tema no es original de los ilegales, sinó de los Bravos), antes de entrevistar estudiate un poco más al grupo amigo.

    • Nacho García Alvarez

      Nacho García Alvarez

      24/05/2016 at 13:55

      Hola Alfred, se habla mucho del último trabajo de la banda porque la cuestión es promocionar su último disco. Y créeme, a estas alturas he escuchado todos los trabajos de la banda.
      En lo referente a “El Loco soy Yo”…opino que da igual que sea una versión o un tema original, siempre y cuando la banda lo tenga registrado dentro de uno de sus discos.
      Por otro lado, tu opinión me parece despectiva y muy negativa. Algunos fans disfrutáis criticando sin piedad sin tener conocimiento de causa.
      ¿Te crees más importante que el resto por haber escuchado más discos? Pues no lo eres.
      Por último, me he documentado mucho. He llevado a cabo entrevistas de radio y crónicas en directo sobre Ilegales. A estas alturas me considero un experto en la materia.
      PD: No soy tu amigo, ten un poco más de educación.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR