Entrevistamos a El Hombre Garabato

3c6ba973d1ae5a55b93cbaa71e4dce0c

Tras iniciar su andadura en 2007 con la grabación de su primer EP y grabar a lo largo de estos años con artistas como Miguel Ríos o José Antonio García, los granadinos El Hombre Garabato se encuentran presentando actualmente su cuarto álbum de estudio, Demonios, de cinco canciones.

Esta es la entrevista que hemos mantenido con la formación a raíz de la publicación de este nuevo trabajo discográfico.

¿Cómo surge la idea del disco?

El disco surge a raíz de una canción que tenía como temática el sentimiento de inferioridad y todo lo que eso despierta en nosotros. A raíz de esto, nos pareció interesante que todo el EP girara entorno a todas estas fallas de nuestra personalidad. Y nos pusimos a trabajar.

Los miedos juegan un papel muy importante en el álbum. ¿Desde qué punto de vista habéis querido reflejarlos?

No solo gira alrededor de los miedos, sino, como te comentaba, acerca de las zonas erróneas de cada uno. Incluido el miedo. En este sentido, hemos querido acudir a imágenes más o menos simbólicas que introdujeran al oyente a esta realidad y conectara con sus propios fantasmas personales.

¿De dónde surge ese aire místico y mitológico que desprenden las canciones?

Nos gusta mucho acudir a imágenes bíblicas y extraídas de la mitología, ya que creemos que tienen mucha fuerza simbólica y han calado a lo largo de la historia en el inconsciente colectivo, de manera que son capaces de conectar bien con los oyentes o por lo menos con ciertos oyentes con capacidad simbólica. A esto se suma que algunos de nosotros somos creyentes, a nuestro modo, y las imágenes bíblicas tienen especial calado en la configuración de nuestra personalidad.

En el disco también percibimos una mirada crítica hacia la sociedad.

Como bien dices, no se tata solo de hacer una mirada introspectiva, sino de narrar también los demonios colectivos que habitan en nuestra sociedad.

Musicalmente, las armonías vocales son un sello de vuestro sonido. ¿Qué prioridad dais a las letras y a la melodía, respectivamente?

La prioridad la tienen ambos elementos, no podríamos destacar uno. Lo que sí es verdad es que habitualmente empezamos a trabajar en el texto y buscamos que la melodía exprese bien lo que este dice. En el pop, quitando honrosas excepciones, la letra es secundaria; y nosotros creemos que la música es un vehículo privilegiado de expresión de la palabra.

¿Cuánto debe la banda a Miguel Ríos y a José Antonio García? ¿Qué han significado para vosotros?

Miguel fue uno de los primeros que quiso colaborar con nosotros y esto fue una inyección de confianza para nosotros. Uno siempre duda si lo que está haciendo es una porquería y la confianza en uno mismo a veces flaquea, de modo que cuando alguien de la talla de Miguel decide cantar un tema contigo, uno empieza a pensar que no estás en el mal camino. Antes ya nos pasó con Tony (Eskorzo) y Alfredo (Le Punk), que quisieron estar en nuestro primer disco. Eso fue un gran empuje.

La cuestión de José Antonio es diferente. Él se ha convertido ya en el sexto Garabato. Siempre está cerca de nosotros y nos ha apadrinado en todo lo que ha podido. Jose es uno de los nuestros.

¿Dónde posiciona el disco a El Hombre Garabato, tras Cuatro tiros por cabeza?

Pues eso lo tenéis que decidir vosotros, los medios y el público. Nosotros estamos en el mismo camino que siempre, aunque un tramo más adelante. Nuestra ambición es hacer canciones duraderas, emocionantes y significativas para el que las escuche. Y seguir trabajando en este oficio.

¿Por qué habéis decidido producirlo vosotros mismos?

Un productor es importante, pero también lo es lanzarse al vacío y producirse a uno mismo. Creemos que hemos aprendido lo suficiente estos años para hacernos cargo de la producción artística del disco.

¿Qué tienen los estudios granadinos para que tengáis una fe tan ciega en ellos?

Tenemos fe en las personas que habitan estos estudios. Pablo Sánchez es el mejor técnico de sonido que conocemos, no solo técnicamente, sino como persona. Él es en gran parte el responsable del sonido del disco. Es una especie de genio en la sombra.

En 2017, la banda cumplirá diez años, lo que es toda una proeza hoy en día ¿Cuál ha sido la filosofía que os ha mantenido unidos?

Aunque grabamos nuestro primer EP en 2007, cuando lo tomamos en serio realmente fue en 2010 con nuestro primer disco. En cualquier caso, la receta para aguantar es que creemos en lo que hacemos, cada vez más. Y sobre todo en que nos queremos mucho. Somos muy amigos fuera del escenario. Cada concierto es como si fueras de acampada con tus mejores amigos. Y eso se nota en los trabajos.

¿Qué ha cambiado en el mundo de la música desde entonces?

Para nosotros no ha cambiado demasiado, seguimos teniendo los mismos problemas de financiación y dificultades similares. Sí vemos que han cambiado dos cosas; por un lado la aparición con más fuerza del vinilo y por otro una dificultad mayor para tocar en directo.

¿Vais a celebrar ese aniversario de alguna manera especial?

Pues creo que si celebramos algún aniversario, será en 2010 para festejar la salida de nuestro primer disco de larga duración. Y estamos pensando en algún disco interesante o curioso. Hay mucho material por ahí disperso o no publicado.

¿Qué proyectos tenéis actualmente entre manos?

Seguimos trabajando en el local de ensayo, preparando bien los conciertos que se avecinan. También estamos componiendo algunas canciones para el disco de José Antonio García. Y estamos pensando en hacer una trilogía que continúe este Demonios. Lo iremos pensando.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR