Entrevista a Daniel Sancet (Insolenzia)

A0001

Insolenzia grababan el pasado 23 de enero, en la sala Las Armas de Zaragoza, su primer álbum en directo. Un concierto con el que ponían el punto final a su trilogía. Nos Gusta La Música se ha reunido con Daniel Sancet (su vocalista) para repasar aquella noche y la trayectoria, de más de quince años, de la banda.

Hola, para empezar, pasados unos días cómo valoráis lo vivido en la sala Las Armas.

Una noche inolvidable en la que afortunadamente todo salió perfecto. Todavía estamos asimilando las experiencias vividas: la sala llena hasta arriba, las colaboraciones, la magia latente durante toda la noche… Creo que fue uno de esos conciertos que recordaremos toda nuestra vida.

Imagino que os han enviado un montón de mensajes felicitándoos.

Los móviles ardían antes del concierto con mensajes de personas que no se habían podido desplazar, familiares, amigos, seguidores del grupo, compañeros de otros grupos… Todo el mundo estuvo muy pendiente de nosotros esa noche, nos hicieron muy felices. Y los días siguientes, pues imagínate…: un no parar de fotos, mensajes, llamadas… El cariño recibido es lo que nos da fuerzas para mirar al futuro.

¿Algo que decirle a Iker Piedrafita por haberos animado a hacer realidad este sueño de cerrar la trilogía con la grabación de este álbum en directo?

Para Iker solo tenemos palabras de agradecimiento, ya que se ha convertido en un miembro más de Insolenzia y una pieza importantísima. No solo por ayudarnos a encontrar nuestro sonido, sino por hacernos creer en nosotros como músicos. Nos ha hecho crecer muchísimo a todos en lo individual y, por supuesto, como grupo. La idea inicial surge de Jorge “Coco”, (nuestro técnico de directo), que es quien nos empieza a meter el gusanillo de grabar un directo, y es Iker quien nos da el empujón definitivo.

¿Qué se siente ante un empeño tan distinto a grabar un álbum en un estudio? ¿Mucho tiempo de preparación? ¿Muchas canciones descartadas muy a vuestro pesar?

Muchísimo trabajo, meses antes, para que todo fuese perfecto. Mucho trabajo en el sonido de directo. Muchas horas de local para pulir pequeños detalles a los que antes no les dábamos tanta importancia. No fue difícil hacer la lista de canciones, ya que veníamos de una gira de conciertos de dos horas de duración. No quitamos ninguna canción, sino que añadimos dos más al repertorio habitual. De la trilogía solo se han quedado tres o cuatro canciones fuera.

Sabemos que el disco llevará el nombre de Insolenzia En Directo, pero ¿cuándo saldrá a la venta?
Ahora tenemos mucho trabajo por delante con la película documental y queremos trabajar con mucho mimo y sin prisas todo el contenido en cuanto a textos, fotografías, diseño… No queremos ponernos una fecha, queremos que el disco salga cuando tenga que salir, aunque esperamos que sea este verano.

Y, por supuesto, también contará con su correspondiente gira de presentación. ¿Sabéis aproximadamente cuándo podría arrancar? ¿Qué nos ofreceréis en esos directos?

Posiblemente en septiembre u octubre de este año, pero ya te digo que de momento no queremos pensar mucho en fechas ni de lanzamiento ni de gira. Queda mucho trabajo por delante. Queremos que sea una gira especial, en salas y escenarios grandes.

¿Elegir la sala Las Armas tuvo algo que ver con lo que queréis plasmar en el DVD que acompañará al disco?

En cuanto tuvimos claro que nuestro primer directo queríamos grabarlo en Zaragoza, la elección de Las Armas vino sola, ya que nos parece la mejor sala de Zaragoza en la actualidad por su diseño, disposición del escenario, equipo humano que la gestiona, organización… Además, para una producción tan grande, queríamos contar con una sala que creyese en nosotros y nos ayudase a que todo fuese perfecto. Después del concierto, estamos completamente seguros de que acertamos con la elección.

Pero no todo acaba ahí. Además de los dos CDs y el DVD del concierto, también nos encontraremos el documental Yo nunca quise ser normal. ¿Qué nos podéis avanzar de él?

La película documental Yo nunca quise ser normal va a sorprender mucho a todo el mundo. Llevamos casi un año trabajando en ella. Narramos la historia de Insolenzia a través de entrevistas a otros grupos, periodistas, promotores, gente del mundillo del rock, gente de nuestro entorno… Y, por supuesto, a todos los integrantes del equipo Insolenzia– Carcajada Records. Además, hay imágenes de directo, imágenes de estudio, tras las cámaras de sesiones de fotos, imágenes del local de ensayo… Enseñamos cómo es Insolenzia por dentro, cómo trabajamos, pero al mismo tiempo es un documento sobre la autogestión, la situación actual del rock, la lucha por conseguir un sueño… Es un proyecto muy ambicioso al que le estamos poniendo mucho cariño. Son unas cien entrevistas y muchísimos kilómetros por todo el país.

Por cierto, Sancet, estuviste a punto de dejarlo todo en 2015. Está claro que has superado ya ese mal momento. Hoy en día, en febrero de 2016, ¿qué sientes?

El pasado año fue muy duro en lo personal, ya que siempre me exijo mucho y trabajo a mucho nivel. Invierto muchas horas en este proyecto, mucho curro de oficina, además del curro de escribir, componer… Al final mi cuerpo me dio un toque de atención, bueno, varios toques de atención, y el médico me obligó a bajar el ritmo. Yo como soy una persona de extremos, pues decidí dejarlo todo, aunque mis compañeros no lo permitieron. Me dejaron coger el aire que necesitaba y me convencieron para hacer esto del disco en directo. Ahora mismo me encuentro muy bien, tenemos mucho trabajo por delante y ha regresado toda la ilusión que se había desvanecido. Y eso es lo más importante. En verano de 2015 fue cuando arrancó la máquina de nuevo, pero fueron cinco meses de parón casi total aunque no dijésemos nada oficial. Ahora creo que tengo fuerzas para un buen rato. Y si tengo que parar de nuevo, pues ya veremos qué pasa. Gracias por preguntar.

Ahora que habéis llegado a un punto seguido dentro de vuestra trayectoria, háblame un poco de cada uno de los miembros de la banda y su aportación a la misma a lo largo de estos años. Empecemos por Isabel Marco.

Con toda la sinceridad del mundo e intentando ser objetivo, para mí Isabel es la roquera más auténtica que ha habido en este país. Posee una de las mejores voces femeninas del rock estatal, tiene un estilazo brutal con la guitarra, es una fiera en directo…; pero, además, es una música muy intuitiva y con muy buen gusto. Ella nos hace las preproducciones y graba todo de forma autodidacta. Como aficionado al rock, me encanta escucharla cantar y disfruto mucho viéndola en directo cuando me retiro en alguna canción. Sinceramente, me gustaría poder verla en directo más y creo que Insolenzia ganaría mucho si ella fuese la única voz.

Félix Ruiz

Félix es muchísimo más importante de lo que la gente puede pensar, ya que se deja ver menos, va a menos actos y hace su vida…; pero Félix es una pieza fundamental en Insolenzia. Félix y yo llevamos juntos desde el año 2000 y no sé dar un paso sin él. Además, como guitarrista me encanta su chulería y sus riffs. Tiene una forma de tocar que empasta perfectamente con mi forma de entender el rock y las melodías me salen solas. Tiene muy buen gusto tocando y suele acertar en lo que funciona en una canción y lo que no.

Miguel Lúcia

Miguel es un maestro de los pies a la cabeza. Es el músico del grupo, el que entiende de armonías, el alumno aventajado de Iker que consigue aprender absolutamente todo y aplicarlo en las siguientes canciones de Insolenzia. Su papel es importantísimo en cuanto a la composición; pero, además, tiene una puesta en escena en directo que me encanta (una auténtica bestia del escenario). La entrada de Miguel en el grupo fue vital no solo por sus habilidades musicales, sino porque Miguel es una persona que trabaja para el equipo y no para su lucimiento personal. Él disfruta enseñando lo que sabe y haciéndonos crecer a todos.

Daniel Benito

Benito es un trabajador incansable que siempre está dispuesto a todo y que nunca falla. Llevamos tocando juntos toda la vida y me hace muy feliz ver cómo ha crecido como músico. Es un bajista preciso y con muy buenas ideas a nivel compositivo. En directo es el bajista que siempre querría tener, un volcán en erupción, puro rock recorriendo el escenario y con esa melena moviéndose sin parar. Benito ama a Insolenzia con todas sus fuerzas y siempre está dispuesto a todo por el grupo. Es un luchador, muy generoso y un excelente compañero.

Chuan Pablo Sancho

Chuan es una maravillosa anarquía difícil de clasificar. Como batería tiene un estilo muy personal, con mucha pegada, que le convierte en las mandíbulas de Insolenzia. Me encanta la complicidad que tiene con todos los miembros de Insolenzia. No se limita a estar detrás, sino que pone toda su alma para ser el corazón de Insolenzia. Sabe brillar con luz propia, anteponiendo a Insolenzia, aunque eso se cumple en todos los componentes del grupo. Insolenzia es mucho más importante que cualquiera de nosotros.

Y Sancet, ¿músico o poeta?

Yo no me considero ni una cosa ni la otra. Escribir es de las pocas cosas que hago bien en esta vida. Así que, de ser algo, seré un artesano de la escritura. Y, sobre todo, un soñador.

The following two tabs change content below.
Redacción

Redacción

¡Nos Gusta La Música!

Páginas: 1 2

1 Comentario

  1. Pingback: “Nos gusta la música” entrevista a Sancet | Insolenzia, puro rock

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR