Entrevista con Ángel Rubín

12642873_621565824648846_5550830504989935497_n

Entrevistar a un artista que admiras suele ser difícil, a menudo te asaltan los nervios y las dudas y no puedes decidirte por una pregunta en concreto. Cuando además el artista es un amigo íntimo y encima una gran influencia para ti, la labor se complica mucho más.
Ángel Rubín es mi amigo desde hace más de veinte años. Crecimos en el mismo barrio y nos curtimos en el mismo colegio, las mismas calles, los mismos puertos pesqueros y los mismos bares. Él es unos años mayor que un servidor y durante años fue una influencia constante tanto musical como personal para mí y para muchos de los chavales de nuestro entorno.
Ángel era el típico niño que bajaba de casa con un montón de cintas y te explicaba infinidad de anécdotas sobre la banda que estabas escuchando mientras atronaba al vecindario con un enorme radiocasete.
Recuerdo verle venir por las calles de nuestro antiguo barrio con el radiocasete escuchando a tope Tamara de Eskorbuto. Jamás se me olvidarán nuestros paseos camino del colegio escuchando cintas en un walkman con un auricular para cada uno.
Quedarán para el recuerdo la infinidad de maquetas caseras que grababa con todos los instrumentos y utensilios de cocina que pillaba desde muy temprana edad.
Tendría unos 13 años cuando Rubín me descubrió todo un universo de sonoridades. Aquellos momentos fueron los primeros contactos que tuve con la música Rock, Punk y Metal. Mi pasión por la música comenzó en aquellos tiempos.
Como era de esperar, en cuanto tuvo la oportunidad comenzó a cantar en bandas de Rock, Metal y Heavy Metal. Algunas me gustaron más y otras menos, pero tengo que reconocer que en todas se dejó la piel y llevó a cabo una labor magistral.
Cuando después de dar muchas vueltas y dejarse el pellejo en los escenarios consiguió editar su primer disco con Adgar, nos pilló a todos por sorpresa. Muchos confiaban en su potencial, pero casi nadie esperaba que Rubín fuese a elevarse por encima de los demás músicos de Santoña.
Fue una sorpresa agradable para sus amigos y seguidores y un dolor de corazón para los más envidiosos que Ángel Rubín consiguiese labrarse una carrera musical con Adgar, después en solitario y más tarde fichase con Nova Era y pasase a pertenecer a la primera división del metal mundial en castellano. Un verdadero luchador en muchos aspectos de su vida y un ejemplo a seguir, con ustedes Ángel Rubín.

Ante todo quiero felicitarte por tener la paciencia, el tesón y los arrestos para llegar hasta donde te encuentras en estos momentos. Auguro que llegado este punto vas a conseguir realizar muchas de las fantasías con las que soñabas de niño.

Hola Nacho, en primer lugar darte las gracias por ser un fiel y buen amigo durante más de veinte años, por el constante apoyo y ánimos. La verdad que esto no ha sido un cuento de hadas, ser músico tiene sus satisfacciones con grandes dosis de adrenalina y por lo contrario su sacrificio, subidas y bajadas, éxitos y derrotas, año tras año, pero gracias al buen hacer del constante trabajo sincero, honesto y de corazón todo ello con el apoyo de la familia, excelentes amigos y seguidores que te animan expresando lo que significas musicalmente mediante infinidad de mensajes de personas por todo el mundo, comunicándote el significado que tienen tus canciones en su día a día… Es un aliciente y una inyección para no tirar la toalla en una de esas épocas de bajón. A lo largo de estos años han sido muchas fantasías cumplidas con ocho álbumes oficiales bajo el brazo, de los cuales más de la mitad han visto también la luz tanto en tu país como en Latinoamérica o países como Japón, con el gran hándicap que hoy en día tenemos para editar un disco no está nada mal, y ya van ocho, la carrera discográfica tanto en mi banda en solitario como en las pasadas reflejan esos trabajos cumplidos en el mercado musical de mis dos discográficas Española y Mexicana, por lo tanto hasta aquí no me puedo quejar, espero que vengan muchas fantasías más, en eso estamos. De todas maneras y desde hace menos de un año la vida me ha vuelto a sonreír musicalmente con mucho trabajo, nuevos retos, bajo la luz de por así decirlo una nueva oportunidad con una segunda juventud, que estoy aprovechando al máximo, volviendo a sentir infinidad de sensaciones como hace muchos años que no sentía creyendo que aún puedo con más fuerzas que nunca sacar todo el potencial de mi voz.

Como ya he dicho antes, mi pasión por la música comenzó en nuestro barrio. Pedro y tú fuisteis los que me iniciasteis en este maravilloso universo. ¿Cuándo comenzó tu pasión? ¿Quién te puso esa primera canción o disco?

Recuerdo desde muy pequeño escuchar música en mi casa de muchos estilos, sobre todo flamenco por parte de mi padre, que a día de hoy y desde muy joven fue un gran cantante de coplas, aunque nunca a nivel profesional ni discográfico. Ganó algunos festivales cantando canciones perfectamente idéntico a un joven Antonio Molina quién se lo quiso llevar de gira (aunque parezca increíble) es totalmente cierto que después de un concierto de Antonio Molina allá por los años 60 al cuál acudió mi padre junto a varios amigos, tuvo el honor de conocerle en persona, no sé porque razón mi padre terminó cantando una de sus canciones en el camerino, quedándose el mismísimo Molina atónito por el excelente cover que acababa de escuchar in situ, ofreciéndole girar de telonero, se lo quiso llevar a Madrid, pero ya sabes cómo eran aquellos tiempos que le pillaron a mi viejo muy joven con los padres que había antes ” mi abuelo ” que se lo prohibió totalmente…. Posiblemente y gracias a mi padre me convertí en cuerpo y alma en cantante, el flamenco ha podido tener algo que ver en ello, pero en realidad gracias a una de mis hermanas mayores conocí el maravilloso mundo del heavy metal a últimos de los 80. Ella coleccionaba discos de bandas como pueden ser Metallica, Dokken, Scorpions, Europe y un largo etcétera. Escuchar todos aquellos grupos siendo casi un adolescente fue algo mágico, celestial y mi mente no hacía más que pedirme música rock a todas horas y así poco a poco me fui introduciendo en el mundo del heavy rock. No recuerdo exactamente cuándo fue el primer día que escuché esa canción de metal que me cautivó, posiblemente fue mi hermana Amaya que era la que poseía esa colección de vinilos de rock, lo que si te puedo decir que después de ver, escuchar y percibir un extenso abanico de estilos musicales cuando llegó el momento que me pusieron el Kill em All de Metallica mis sentimientos tocaron el cielo y pensé, esta será mi forma de vivir hasta el día de mi muerte y de momento así llevo mi vida desde hace más de veinticinco años, no hay un solo día que no esté conectado al heavy metal, ya sea practicándolo o escuchándolo. Si tengo que definirme en un estilo de vida mi nombre sería “MetallPriest”.

Todos hemos entonado alguna vez una canción que nos gusta, algunos con más miedo que vergüenza… ¿Recuerdas cuando cantaste una canción por primera vez?

Dicen los que me vieron de pequeño en la cuna que siempre cantaba canciones de Raffaella Carrá, cuando tenía apenas dos años de edad, obviamente no lo recuerdo, aunque a día de hoy me encanta la voz de Raffaella. Allá por los años 85-86 me interesé por ciertas emisoras de radio en las cuales pinchaban música pop-rock, siendo tan pequeño mi oído parecía no fallarme al escuchar ciertos grupos como Alaska, Hombres G y bandas del estilo que con todos mis respetos no entendía como le podía gustar a la gente algo que yo de niño ya notaba cierto rechazo por l@s cantantes que militaban en todas aquellas bandas tan cutres. Mi intuición me decía que yo podía hacerlo mil veces mejor y de pocas cosas he estado tan seguro en mi vida como en que podría cantar tan bien o mejor de lo que nos mostraban con todas esas descafeinadas pachangadas desafinantes que nos hacían tragar en aquellos años, tanto por la radio como por la televisión. Dicen que los 80 fueron unos años dorados para el rock, no lo discuto pero yo los recuérdo también con bandas pop sobretodo españolas malas de cojones, nada que ver con las de fuera a todas horas en la radio, pero ojo también las había buenas. Un día sabiendo dentro de mi mente que podía entonarme canciones tal y como las escuchaba cogí el vinilo de Dokken ” Back for the attack” en el salón de casa de mis padres y pensé… ahora es el momento de demostrarte a ti mismo si vales para esto o no, con una grabadora de cassette y ni corto ni perezoso me puse la canción número uno “Kiss of death” y comencé a cantarla junto a Dokken y para ser verdad no lo hice nada mal, recuerdo llevar esa misma cinta a clase ponérsela a mis amigos sobre todo a los que llevaban camisetas de AC/DC, Guns n roses, etc y ni darse cuenta que era yo el que cantaba por encima, ” tal y como hacen hoy en día los y las chicas en youtube” que se graban sobre la voz o guitarra del artista. Creo que comenté que la canción estaba sacada de un directo pirata de Dokken y coló para los más heavys del cole, esa pequeña mentirijilla que inocentemente se creyeron también la volví a hacer en otras ocasiones con Metallica haciéndole la misma jugada a amigos megafans de la banda de Hetfield también se la colé, me hizo pensar que tan mal no lo haría cuando me hice pasar por esos cantantes sin que nadie notase nada raro. Todo esto ocurrió sobre los años 90-91-92. Posiblemente ahí empezó todo.

¿Y a qué edad te convenciste de que podías dedicarte a la música?

Después de experimentar como ya te he comentado antes cantando sobre las canciones de los cantantes y bandas que más me gustan ” que es un consejo que le doy a muchos amigos cuando me piden consejos para mejorar como vocalista “, decidí que ya era hora de empezar a contactar con posibles músicos de la zona, pues en este pueblo gracias a dios siempre hemos estado rodeados de buenos músicos, aunque me quedo con los de antes, con bandas como La Pimienta por ejemplo o Jerusalen y Eclipse. Chicos de mi edad guitarristas, bajistas y baterías, con las mismas inquietudes y gustos musicales se podían palpar a flor de piel. Nos conocíamos todos y no tardamos mucho en montar aquellas primeras bandas a mediados de los 90. Allá con 14-15-16 años pude experimentar con músicos de verdad, esa sensación de ensayar en locales y crear canciones propias que algunas de ellas hoy en día son conocidas por medio mundo. Fueron unos años excitantes e inexplicables, repletos de mágicas sensaciones dando los primeros pasos entre cerveza, ilusión, cachondeo y mucho rock and roll flotando en el ambiente. Bandas locales que nos dieron noches de auténtica locura tocando por garitos de la zona, llenándolos hasta el extremo de quedarse gente fuera, así eran los años 90. Ganas de vivir a tope.

¿Qué grupos, músicos y cantantes te han influenciado más?

Mi influencia directa está en Metallica, para mí parece una banda hecha a mi medida, por supuesto hablo de sus primeros cuatro discos. No he escuchado nunca nada igual teniendo en cuenta todos esos grupos de la vieja escuela del thrash metal y de la nueva de la cual soy un gran seguidor con formaciones como Chimaira (que me parece una banda brutal) o Evile que son mis favoritos de esta última ola de una infinidad de grupos nuevos, estoy influenciado por Hetfield, Phil Anselmo, porque Pantera fue otra banda muy importante en mi adolescencia, después me fijé en Rob Halford y ahí me cambiaron todos los esquemas, empecé a experimentar con otros registros por si alguien no lo sabe empecé cantando en estilos mucho más extremos y thraser en las primeras formaciones y el bueno de Halford me hizo darle la vuelta a la tortilla. Después de analizar ese Painkiller que me cautivó y me cambió la manera de cantar hasta la fecha de hoy en pleno 2016 que lo tengo como máxima referencia desde hace casi veinte años y junto a Juan Gallardo de A.D.I, quien me cautivó desde niño, el ya mencionado Dokken, Joey Tempest, Marc Corso, DC Cooper, mi gran amigo Félix Pimienta ( uno de los mejores cantantes y frotmans que he conocido y que es una pena que no fuese más conocido porque fue a nivel local) y mi hermano Pacho Brea puede que entre algunos más que se me olvidan sean parte de mis influencias, pero ojo, nunca he imitado a nadie, solo me ha gustado fijarme en lo mejor de cada uno y aplicarlo a mis estilos llevándolo a mi terreno. Puedes escuchar “La Resurrección” de mi banda en solitario o “Heavy metal” de mi etapa con Adgar, compararlas con “Lengua de serpiente”, “Re-evolución” o temas como “El Angel negro” “Tu canción” o “Esperamé” siendo yo el que las canta todas ahora también “Caerás” con Nova Era y podrás apreciar que mi rango vocal es camaleónico y puedo hacer cosas con la voz que no mucha gente puede lograr. He llegado a leer que prefieren al cantante que grabó el “Más allá del sol” al que grabó el “Tiempos de cambio” los dos discos grabados por un servidor, a gran entendedor pocas palabras bastan, con eso te lo digo todo.

Me gusta casi todo lo que has creado e interpretado, sobre todo el álbum de Adgar “Seguimos En Pie” y tus dos discos en solitario. Son unos trabajos descomunales con una calidad asombrosa.
Pero antes de grabar estas joyas tuviste otras bandas y proyectos, algunas de ellas me encantaron. Háblanos un poco de ellas, ¿cuáles fueron esas primeras bandas?

Hace casi veinte años veíamos las cosas de un modo diferente, lejos del power metal o del heavy metal, mi inquietud tiraba por senderos mucho más extremos y salvajes, con esas influencias de la música que escuchábamos por entonces, bandas como Sepultura, Metallica o Pantera eran el referente de una de las primeras formaciones y posiblemente para mí la mejor banda que he tenido en mi vida bajo el nombre de “Psikastemia”. Creo recordar que buscaban cantante, el grupo existía hacía unos meses, hice una audición con ellos y automáticamente ingresé en las filas de aquella potente formación de impecables músicos tocando por garitos de la zona con nuestro thrash-core, desprendíamos una fuerza descomunal, cada concierto era una fiesta con disco-bares llenos de público hasta la bandera. En mi canal de Youtube tengo algún vídeo de aquella época que tristemente no llegó a durar mucho, pero que en mi recuerdo lo tengo como una de las épocas más excitantes y mágicas de mi vida. En ese mismo tiempo militaba en otra mítica banda de la zona, mis queridos “Selva Negra”, en esta ocasión practicábamos un rock con toques heavy metal dando una infinidad de conciertos con éxito, grabando un par de demos que se rodaron bastante bien, con una de ellas llegamos a ganar un concurso que organizaba la cadena de tiendas “Tipo”. Y fue donde empecé a experimentar con las cuerdas vocales elevando la voz a un timbre más agudo de a lo que tenía acostumbrado a ese público más extremo de Psikastemia, todo esto fue la suma de los grados de experiencia del epílogo que años después estaría por llegar para dar el salto por otros derroteros. Desde hace un tiempo estoy en contacto con los hermanos Calvo ( bajísta y bateria de Selva Negra ) y es posible que después de más de quince años de letargo, pronto los viejos fans de la banda tendrán buenas noticias….

¿Recuerdas tu primer concierto?

Exactamente estoy en dudas si fue en este concierto que te comento, creo que fue en el “Einstein” un viejo disco-bar que ha cambiado mil veces de nombre y el cartel éramos “Herpes Zoxter y Psikastemia”. Recuerdo que ese día salía de trabajar después de una semana sin dormir en condiciones, pero los nervios del debut podían con todo y dimos un directo potente, nadie se esperaba que podríamos desprender semejante tormenta, desde aquel pequeño escenario pude captar en primera persona las caras de la peña con un asombro y alucine despampanante. En un por aquel entonces Santoña donde nos conocíamos todos y la gente acudía como si de una religión se tratara al ritual de los conciertos, ya fueran de bandas locales como de las que venían de fuera, todo eso se ha perdido con los años de un maravilloso tiempo que no volverá. Espero que esto cambie con las nuevas generaciones y que allá donde haya un concierto de rock se vuelva a llenar ese hueco vacío que en muchas salas de conciertos te encuentras en los tiempos de mierda que corren, afortunadamente y aunque el negocio de la música apesta, los que hoy sobrevivimos en este mundillo es gracias a los seguidores y seguidoras que aun acuden a verte en los escenarios, por ellos seguimos aquí.

Hace más de diez años del lanzamiento de tu primer disco con Adgar. Recuerdo que se montó un buen revuelo cuando se lanzó “Más Allá Del Sol”. Muchos medios dijeron que erais la nueva esperanza del heavy metal en castellano. Háblanos un poco de la grabación en los Rockstudios de Carlos Creator y lo que sucedió después de su lanzamiento.

Después de dar más de ciento cincuenta conciertos, compartiendo cartel con bandas como Saratoga, Ankhara, Obus, La Fuga, Mago de Oz y un larguísimo etcétera, ya con dos maquetas decidimos entrar a grabar aquel álbum en el estudio, por supuesto necesitábamos al mejor productor posible y ese era Carlos Creator. Nada más y nada menos que productor de bandas como Obus o Red Wine entre muchas más, por aquel entonces Adgar éramos ante todo cinco amigos, unos cachondos mentales, bebedores empedernidos de cerveza, con un sentido del humor que muy pocos entendían. Como era de esperar nos encontramos en el estudio de Creator bebiendo, cada día era una fiesta, llegando a un punto en el que Carlos no nos entendía, él también tenía su locura y chocábamos mucho. Solíamos ir a grabar y después de un par de horas en el estudio nos íbamos de fiesta con Creator por clubs de la ciudad de Bilbao. En ocasiones terminábamos todos con un pedo de la hostia, engarrándonos con el productor que también iba fino, echándonos cosas en cara como que no se fiaba si le pagaríamos o no. Evidentemente que fuéramos unos cachondos mentales no quería decir que fuésemos unos macarras y la verdad que el disco Más allá del Sol esté hoy entre nosotros es un milagro, por la odisea en que nunca por ambas partes llegábamos a un entendimiento y siempre terminábamos como el rosario de la aurora con él, tengo que decir que trabajar con Carlos Creator para nosotros en ocasiones fue una auténtica pesadilla, porque el tío es un genio en lo suyo pero tiene una personalidad bastante diferente a la de otros productores con los que he trabajado años atrás, nada que ver con aquel tipo. En ocasiones nos amenazaba con borrarlo todo de la mesa, pero bueno todo tiene su lado positivo y al final todo se arregló cuando vio que éramos unos tíos legales y nos dejó un álbum con un sonido impecable, todo terminó bien después de casi medio año de grabación tengo que agradecerle a Carlos la cristalina, poderosa y alucinante producción de aquel debut de Adgar, nos puso de cero a cien en muy poco tiempo, compitiendo con discos que salieron al mismo tiempo de bandas consagradas, no quedándonos atrás teniendo en cuenta que nos pilló con una versatilidad, composiciones, frescura y ganas añadiendo los ingredientes con una instrumental increíble y un estado vocal de un servidor cargado de fuerza. Ese disco nos llevó a hacer giras por todo el estado español acompañando a bandas del nivel de Mago de Oz, Saratoga, Tierra Santa, Rage, más adelante con Doro, Yngwie Malmsteen, Warcry, Los Suaves, Lujuria, Leize, Ankhara, Obus, Firewind, Baron Rojo y decenas de grupos más, participando en festivales de renombre de aquellos años. Sin duda la mejor época de aquella banda con aquel primer disco. Fichando con dos discográficas española y mexicana también.

Mis temas favoritos de Más Allá Del Sol son Acero y Sangre y El Dios del Metal… Cuéntanos un poco que querías decir en estos temas.

Vamos por partes como diría Jack el destripador, dentro del Más Allá del Sol para los medios de comunicación que lo catalogaron automáticamente como un álbum de power-metal, no creo que estén en lo cierto del todo. En Adgar siempre hemos sido muy abiertos en todas y cada una de las canciones de los tres álbumes, solo que en Más allá del Sol al pillarnos tan jóvenes entre una media de 18 a 20 años, los que formamos parte de la banda al principio nos salieron unas canciones súper rápidas, rozando en ocasiones el speed-metal y el power, pero siempre nos hemos caracterizado por ser un combo heavy-metal. La canción de El dios del metal, recuerdo que la hicimos adrede con un estilo Judas Priest o Halford del Resurrection que fue una petición mía y es como un homenaje a la banda británica, incluso la letra es muy similar casi idéntica a las de Judas,de esas en las que hablan de súper héroes, salvadores del mundo, estilo Painkiller. Y Acero y sangre más o menos lo que quisimos decir en esa letra fue la vida de un metalero, libre de presiones sociales, con el llamamiento del espíritu del heavy-metal, en la liberación de la rutina cotidiana de cuando alguien se dirige a un concierto surcando esos sentimientos antes de entrar al recinto, con olor a cuero y metal, sintiendo ese acero de los primeros acordes corriendo por las venas.

Tu carrera con Adgar es una incógnita para mí, tengo muchas dudas respecto a este tema.. Empezó de lujo pero poco a poco fue perdiendo fuelle y al final os separasteis. ¿Qué ocurrió?  ¿Nos puedes dar tu versión de los acontecimientos?

Como ya te he comentado antes, al principio éramos cinco amigos con ganas de ir al local de ensayo y pasarlo bien, dar nuestros correspondientes conciertos los fines de semana, hasta que llegó el paso discográfico, evidentemente las cosas ya se ponían más serias al pasar a ser una banda profesional, no quiere decir que antes no lo fuésemos pero ya me entiendes, ya pasas a otro nivel y las cosas entre los componentes se ponen más serias y todo tiene que salir a la perfección, es cuando llegan las tensiones. Hasta la grabación del Seguimos en pie todo iba más o menos bien, aunque teníamos una buena amistad, a partir de la grabación y gira de ese disco, no sé si llamarlo así pero intuí demasiada ambición por parte de algunos miembros, aunque seguí porque la amistad era más fuerte que la música y seguimos todos para adelante. Nuestras discusiones, cambios de formación por parte de algunos músicos, alegrías, decepciones, subidas y bajadas, decidimos volver al estudio para grabar el Tiempos de cambio, aunque yo por aquel entonces ya notaba cosas muy raras, me sentí atacado en varias ocasiones moralmente, más o menos convirtiéndose todo en una dictadura a cada paso que dábamos, comencé a detectar demasiadas tensiones sobre todo con algunos componentes del grupo, pero íbamos tirando por que la amistad en lo personal seguía pudiendo por encima de todo. Paso a paso las tensiones se acentuaban, incluso dejando largos periodos con la banda parada, empezaron a montar sus películas paralelas a la banda y el entorno con nueva gente ajena al grupo reclamados por un componente no auguraba nada bueno, no sé si por el ambiente que forjó la crisis o porqué ocurrió, pero entre el 2008 y el 2010 ya me mostraba demasiado descontento y se me pasó por la cabeza tirar la toalla y en 2010 después de varias discusiones y decepciones, decidí abandonar para dedicarme a grabar lo que hoy en día son mis trabajos en solitario. Siempre dejé claro que si todo volvía a ser como antes no tendría ningún problema en volver, quise tomarme un respiro para ver si se calmaba un poco esa situación en general, porque la amistad aún la manteníamos pero parece que les sentó como una patada en los testículos que yo abandonase el barco, en varias ocasiones intenté hablar con quien llevaba las riendas de la banda para volver con aires nuevos y retomar las cosas, pero siempre recibí largas mientras no hacían más que entrar y salir cantantes, como si quisieran reflotar el grupo y pasármelo por las narices, por supuesto yo siempre he deseado lo mejor para ellos, a la vista está que siempre quise volver para comenzar de cero, pero parece que se empeñaron en cerrar las puertas y seguir dando palos de ciego. También pude percibir que no les hizo nada de gracia a un par de ellos que mis discos en solitario viesen la luz, fue como un jarro de agua fría, no sé qué clase de amigos pueden ser esos que no se alegran de que un compañero tenga el sueño de ver publicado un trabajo en solitario, con la importancia que todo eso conlleva para un músico, siempre he recibido felicitaciones de todo el mundo “hasta de quien menos me lo esperaba”, pero por parte de los que se supone que eran amigos, naturalmente no hablo de todos los componentes, nunca he recibido una pequeña muestra de apoyo, felicitación o algo por el estilo, todo lo contrario he percibido envidia, indirectamente se han intentado algo así como manchar todos los logros que he alcanzado fuera de dicha banda, envenenando a los del entorno de ambos, lavándoles el cerebro vete tú a saber con qué historias, lo he podido percibir en numerosas ocasiones con gente que me llevaba de puta madre y tras pasar temporadas bajo la influencia de ciertas personas nunca más han vuelto a ser igual conmigo, creando un rancio e incómodo ambiente cuando he coincidido con ell@s “no soporto a la gente con poca personalidad e influenciable” y algo que me tocó mucho las narices es cuando ya se empezaron a meter dentro del seno de la banda con las vestimentas que he sacado siempre, mal asunto, aplicando los demás los modelitos que poco tiempo atrás criticaban con tanto odio. Aun así, si había alguna esperanza de volver a hacer música juntos, desde hoy dejo claro que nunca más volverán a juntarse nuestros caminos. Cada uno por su lado, siempre les desearé a todos lo mejor, tengo mis fallos como ser humano, igual que los demás, tampoco soy un santo pero me considero buena persona y para mí la amistad es lo más importante, tampoco soy tonto y nunca he sido de los que he visto mis problemas reflejados en los demás, cosa que a mí me lo han hecho ahí dentro, toda esa negatividad la intuí desde hace mucho tiempo. Me agarro a la célebre frase de ” a las personas se las conoce por cómo te tratan cuando ya no te necesitan” o “lo que Juan dice de Pedro dice más de Juan que de Pedro”, esos son puntos claves de mi salida en su día de Adgar, entre muchas más cosas que hicieron que mi vaso se desbordara, pero como se suele decir en estos casos, agua pasada no mueve molinos.

Hace poco debatía con un colega sobre la posibilidad de que el Rock y el Metal se hubiese comercializado mucho y hubiese perdido el peligro y la integridad de sus inicios. A fin de cuentas todo gira en torno al dinero y todo es un enorme negocio.  ¿Qué opinas? ¿Crees que sigue siendo algo para los renegados?

Si y no, creo que todos sabemos que el mundo está lleno de bandas con un potencial alucinante pero carecen de medios, promoción y dinero, luego tenemos formaciones que llevan décadas luchando por sobrevivir en este duro negocio cargado de piratería y altibajos. Y por último los grandes como AC/DC, Metallica, Iron Maiden, etc, que tienen el cielo ganado ya, gracias a la popularidad, llámalo fanatismo, el caso es que en sus conciertos entran miles de personas, parece ser que para ver a las leyendas vivas, esos dinosaurios del rock, que el corbatas del banco, el empleado de la fábrica de tornillos o el chico con la camiseta de Los Ramones siempre acudirá a esos directos, parece que ahora algunos se escandalizan porque cientos de caballeros con traje y corbata colapsan las filas de las taquillas de todas estas bandas. No tengo ni idea si sigue siendo algo para renegados lo que si te aseguro que hay millones de formaciones con un nivel despampanante, con bandas tipo Royal Hunt, Primal Fear, Silent Force, los antes mencionados Evile, Havot o nuestros Ángelus Apátrida, que no tienen nada que envidiar a los dinosaurios y algunas con veinte años de trayectoria no están hoy en los carteles de nuestros festivales europeos mínimo como segundos cabeza de cartel, categoría y tablas no les falta, no sé qué pasará con el relevo pero muchos de ellos serían felices llenando en sus conciertos una cuarta parte de lo que meten estos mastodontes que por supuesto a mí también me encantan. Lo importante es que siga habiendo un nivel para que el rock de una manera u otra no desaparezca, no sé si te he contestado bien a la pregunta. Lo que sí está claro que los renegados siempre consumirán rock, más allá de las modas porque cuando te metes en este mundo y te pica el gusanillo de verdad lo será para siempre.

¿Prefieres el panorama del negocio musical del pasado o el del presente?

Está claro que vivimos en unos momentos críticos referente al mercado musical, todo el mundo se descarga música pirata, yo lo estoy sufriendo con los dos discos que he editado en solitario, no se vende una mierda, aun así no me puedo quejar mucho porque he vendido más o menos bien, pero he invertido mucha pasta la cual no sé si llegaré a recuperar. La cosa va muy lenta y una vez que tu trabajo lo cuelgan en descargas ilegales ya puedes coger los discos que tengas de tu banda y una de dos o los prendes fuego o los regalas, así está el panorama hoy en 2016. Plataformas como Spotify, Itunes o Google Play entre otras le funcionaran muy bien a David Bisbal, Julio Iglesias o Iron Maiden, pero las bandas que estamos luchando desde el lodo lo tenemos muy complicado, sin duda alguna los tiempos dorados de la industria musical ya pasaron a la historia y en mi caso ya tengo el nuevo álbum en solitario a punto de ver la luz, sigo arriesgando por este sendero de espinas. Estoy seguro que pese a todo esto que te he contado funcionará a las mil maravillas, porque gracias a mis seguidores puedo seguir creando música en formato físico. Me quedo con el del pasado pero de largo, si las cosas funcionasen como en el pasado, es decir, sin esa terrible piratería ya me encontraría grabando el sexto álbum en solitario, tiene cojones la cosa que cuando pones en Google Angel Rubin una de las primeras frases que te salen “descargar sus discos en mega”, hasta ahí puedo leer.

The following two tabs change content below.
Nacho García Alvarez

Nacho García Alvarez

Autor de El Círculo Desnudo, El Círculo Sobrenatural (Chiado Editorial) y Correo 42. Ex Cantante y letrista de Sin Bautismo y colaborador de la web Nos Gusta la Música.

Páginas: 1 2 3 4

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR