Entrevista a Christian Bertoncelli, líder y vocalista de Renacer

Christian Bertoncelli

La formación argentina Renacer publicaba el pasado año su primer disco de grandes éxitos. Un doble álbum, Alas de Fuego, con el que festejaban catorce años en los escenarios. Esta es la entrevista que Christian Bertoncelli, su líder y vocalista, ha concedido a Nos Gusta La Música.

Hola, Christian, qué dejaste atrás cuando abandonaste Imperio.

No dejé nada atrás. Imperio es parte importante de mí, de mi historia, y siempre lo será.

¿Fue un error regresar con la banda en 2007, tras más de un lustro?

No, no fue un error. Hicimos un gran disco como Latidoamérica, que es uno de mis favoritos. Teníamos una formación de lujo y muy profesional. El disco, las giras, todo funcionaba muy bien; pero, bueno, internamente las cosas no lo estaban. Yo me fui simplemente porque no quería seguir compartiendo nada con GG (problemas personales irremediables); y si no estoy bien en un sitio, simplemente me voy, y listo. Fue muy triste porque la banda era un verdadero lujo, pero la vida sigue e Imperio seguirá formando parte de mí.

Iniciar este nuevo proyecto, después de haber compartido escenario con leyendas del rock internacional como Gamma Ray o Stratovarius en tus años con Imperio, estoy seguro de que no asustaba. Sin embargo, toda etapa nueva conlleva cierta incertidumbre, imagino que sería una decisión bien pensada.

Nunca me dieron miedo los cambios, son desafíos, y eso me mantiene vivo y con los pies en la tierra. Nunca pienso si nos va a ir bien o mal. Simplemente lo hacemos, y listo. Vamos aprendiendo sobre la marcha.

De hecho, contar con la colaboración del sello Blackstar debió ayudar.

Claro, fue todo muy rápido y fácil, ya que salíamos con un contrato bajo el brazo y mucha publicidad en ese momento. Así que fue una continuación del trabajo que veníamos haciendo con Imperio.

Siempre has confesado que el nombre de la banda, Renacer, está inspirado en el título que le dieron en Argentina al Born Again de Black Sabbath. Pero supongo que detrás de él también se escondía tu propósito de crear algo nuevo, de resurgir de una manera distinta a la que todos tus seguidores conocían.

Yo diría que un poco de ambas cosas… Uno tiene una idea, pero después no siempre llega a concretarse. Cuando armamos Renacer con el Topo Ullua en 2001, la idea era hacer algo más variado. Y Renacer era un nombre que nos daba libertad para hacer cosas diferentes y, justamente, ‘renacer’ en cada disco. En esa época estábamos todo el día escuchando el Finisterra de Mago de Oz y queríamos hacer algo así, y terminamos en otra cosa. (risas)

Desde vuestros inicios se han producido constantes cambios de integrantes en la banda, casi siempre por problemas musicales. ¿Se podría explicar la evolución de vuestro sonido a través del paso de cada uno de ellos? ¿Ha habido componentes que han marcado, a lo largo de estos quince años, etapas muy concretas en cuanto a sonido se refiere?

Yo diría que sí. Hoy en día tenemos la formación más estable de nuestra historia porque hemos llegado a un punto donde estamos conformes con lo que hacemos. Siempre que se cambió un músico fue para poder dar un paso adelante en nuestro camino. Y eso no quiere decir que fuesen músicos malos, ni mucho menos, simplemente que no estábamos en la misma sintonía musical. Por eso hay que probar e intentar. Si no funciona, cada uno sigue su camino y todos ganamos.

Afortunadamente, Icarus Music apareció en vuestro camino. ¿Qué ha cambiado en la banda después de firmar con el sello?

Icarus Music aportó el respaldo que toda banda desea tener. El respaldo y el presupuesto para grabar en buenos estudios. Si uno tiene un productor artístico que aporte ideas y te guíe al probar cosas nuevas o que no sabías cómo hacerlas. Si uno tiene buena publicidad y un equipo de trabajo que esté para ayudarte. Si uno logra todo eso, el trabajo se facilita y solo te has de ocupar de la música.

Como autor de las letras, ¿escribir sobre aquello que vives te hace sentir más todo aquello que cantas? ¿Tendrían cabida en vuestro repertorio más canciones escritas por otros componentes de la banda?

Siempre hay lugar y cabida para que mis compañeros aporten sus letras como ya pasó en varios temas de diferentes discos nuestros. En general, escribo sobre nuestras vivencias personales (mías y de mis compañeros o amigos) o situaciones sociales. Tampoco estoy ajeno al mundo en el que vivo y todo eso lo transmito en las letras, y lo más importante es cuando la gente las escucha y las vive. También cuando alguien me da las gracias por escribir sobre lo mismo que le pasa a él. Eso ya me hace feliz.

Contar con una portada de Felipe Machado Franco sé que ha sido algo muy valorado por ti, ya que es el creador de portadas de un buen número de bandas que sigues y escuchas. ¿Cómo contactasteis con él?

Sí, es verdad. Contactar con Felipe fue tan fácil como escribirle un mensaje, que respondió al momento. Y listo, nos pusimos a trabajar en el disco. Esa también es la comodidad de contar con un sello discográfico que no escatima en gastos. Felipe es un artista impresionante, le conté la idea de tapa y a los pocos días me mandó lo que según él era el boceto. Cuando lo vi, me quedé con la boca abierta y le dije: «Eso es lo que quiero». Y lo que él decía que era un boceto es lo que todos ven en Espíritu Inmortal. No quise tocarlo más. Para mí, ese boceto era hermoso. Y así se quedó.

¿Qué refleja Felipe Machado Franco en la portada de Espíritu Inmortal?

Lo que le pedí a Felipe fue que nuestro fénix tomase vuelo como siempre, pero esta vez más violento y oscuro, con cientos de ojos entre sus alas de fuego. Veníamos de una etapa rara, de muchos asuntos personales difíciles, y pensamos en dejar la música en algunos casos. Pero no. Siempre salieron a flote nuestras ganas de seguir haciendo esto, que es lo que nos gusta y lo que mucha gente también disfruta. La música es nuestro ‘espíritu inmortal’.

España tiene un cierto protagonismo en el álbum a través de Oscar Sancho (Lujuria). ¿Por qué has elegido su tema ‘Somos Latinos’ para formar parte del álbum?

Mira, con Óscar somos amigos desde hace muchos años. Él tiene ese temazo que escribió por amor al rock y al metal latino, que es mucho y muy variado. Es un loco fanático de la música, que siempre quiere unir y difundir todo, y me contó su idea de tener muchas versiones del tema a cargo de diferentes bandas (algo realmente lindo e interesante de hacer). Así que, cuando llegó el momento de grabar Espíritu Inmortal, usamos su letra. Y qué mejor que él mismo participase cantando.

También aparece Elkin Ramírez, de Kraken. ¿Qué te atraía de su voz para ofrecerle cantar la canción?

Elkin es un pilar del rock latinoamericano, es la historia viviente del heavy rock de estas tierras. Yo le tengo mucho respeto y cariño, y fue un placer tenerle como invitado.

En tu relación con Kraken hay una historia muy curiosa. ¿Podrías contarnos un poco cómo descubriste a la banda colombiana?

Sí. Cuando estábamos en los comienzos de Imperio, teníamos nuestra primera demo y salimos a recorrer diferentes sellos discográficos para llevarla y probar suerte. Obviamente, las disqueras (todas multinacionales, en ese momento) te decían: «Sí, claro, déjala por ahí, ya la escucharemos», (risas) y te la hacían dejar en un cajón lleno de discos y demos que quedarían ahí eternamente a juntar polvo. Recuerdo que en las oficinas de EMI, cuando me dijeron que dejara en la caja la demo, vi dentro el casete de Karken III. Me llamó la atención la tapa y me lo llevé. Cuando lo escuché, me encantó. Y desde ahí sigo de cerca toda su música. Hoy en día, ese disco sigue siendo mi favorito.

¿Qué recuerdo guardas de tu colaboración con otra banda española como Mägo de Oz en su álbum Celtic Land?

Bueno, los recuerdos son lindos, claro. He grabado varios temas con los Mago y estuve invitado a probar suerte para ser su cantante cuando Jose dejó la banda. Grabé cinco temas con ellos cuando supe lo del castin y después me invitaron a cantar en el Celtic Land. Grabé dos canciones para ese disco: ‘El Poema de la Lluvia Triste’ y ‘Que el viento sople a tu favor’ (que aparece en la versión de iTunes). También canté en directo con ellos y con Burdel King en Buenos Aires, y hace poco me volvieron a invitar y grabé para la nueva versión de ‘Finisterra’.

Pero no todo se acaba ahí. ¿Has contado los discos de otros artistas en los que has podido llegar a colaborar?

La verdad, ya he perdido la cuenta. Tengo muchas colaboraciones con diferentes bandas y artistas. Para mí es un placer y disfruto mucho haciéndolo. Pero sí, realmente perdí la cuenta. Además de Mago de Oz, también he colaborado con bandas españolas como Lujuria o Eden. Otras participaciones que ahora mismo recuerdo son: Azeroth, Hugo Bistolfi, Magnos, Tano Romano, Aztra, Beto Vazquez Infinity, Paganos, la Heavy Metal Opera de Bajel… Y muchos tributos, también.

En estos quince años habéis compartido cartel en festivales con bandas como Gamma Ray, Barón Rojo…, pero imagino que aquel día que abristeis para Motörhead en el Luna Park fue muy especial.

Todos tienen algo especial; pero sí, compartir escenario con Motörhead en un estadio como el mítico Luna Park fue algo hermoso. Igual de especial fue compartir el espectáculo con Scorpions, también en el Luna Park. Ambos conciertos, muy emocionantes.

Pero sé que aún te queda un sueño por cumplir como es tocar en un gran estadio. ¿Me confundo?

Sí, un estadio de fútbol es lo que nos falta. Ya hemos tocado en todos los lugares grandes y pequeños que hay aquí, solo nos falta probar un estadio, y no perdemos las esperanzas.

Hablemos del álbum recopilatorio que tenéis entre manos.

Bueno, Alas de Fuego vio la luz en abril del 2015, y la verdad es que está teniendo muy buenas ventas. A la gente, según ella misma cuenta, le ha gustado mucho. Estamos muy contentos con el resultado de nuestro primer recopilatorio.

¿Y de vuestros planes de futuro? ¿Nuevo disco, nueva gira?

Estamos a punto de entrar en los estudios (más concretamente, el 1 de abril) para grabar nuestro nuevo disco. Ya tenemos todos los temas terminados y listos para grabar, y este 2016 también será un año de mucho trabajo y muchas giras.

¿Te resulta fácil compaginar tu faceta como cantante solista con la líder de Renacer?

Sí, la verdad es que sí es fácil, ya que Renacer siempre está primero en la agenda por una cuestión lógica de demanda de la gente y promotores. Mi faceta solista es más de gusto personal y lo hago más pausadamente.

Finalmente, ¿pasa por un buen momento el rock argentino? ¿Qué bandas latinoamericanas de rock serían actualmente, a tu parecer, de obligado conocimiento en este otro lado del ‘charco’?

Sí, siempre es un buen momento. Hay muchas bandas nuevas que acompañan a las bandas ya clásicas. Podemos girar, podemos grabar, y eso es algo positivo. En cuanto a bandas que recomendar, pues hay de todo y para todos los gustos. Solo hay que echarles una escucha. Personalmente, puedo recomendar: Hagen, Malón, Helker, Jeriko, Hiedra, Manos, Ankor o Kraken.

The following two tabs change content below.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR