[Crónica] Mad Cool Festival 2016

 noria noche
Mad Cool Festival ya partía, desde el mismo día de su anunciación, como uno de los eventos a tener en cuenta del presente curso. Un nuevo macro-festival presentado con todos los honores y con figuras que presagiaban que sería un rotundo éxito de público y ventas, ubicado además en un recinto con tantas posibilidades como es la Caja Mágica. Así pues, todos los melómanos nos frotábamos las manos cuando nos lo presentaban e incluían, de buenas a primeras, al tito Neil comandando un cartel que, conforme se detallaba e iban incorporándose bandas al mismo, no dejaba de crecer tanto en calidad como variedad. De hecho, según iban restando los días para su alumbramiento, inversamente las ganas iban en aumento porque comenzara a dar sus primeros pasos.
Hasta que llegó el día y le pudimos ver la cara….. comprobando en primera persona que todo cuanto se había anunciado iba en concordancia con lo que nuestro ojos podían vislumbrar y mucho más. Un colorido y enorme recinto para acoger a un gran número de gente y en el cual se situaban los dos (espectaculares y llamativos) escenarios más importantes, con el suelo completamente enmoquetado, una noria y los correspondientes stands de merchandising, comida, etc. que no faltan en cualquier festival y todo distribuido de manera sobresaliente. Pero no se quedaba en esto solamente, en los 3 estadios bajo techo de la Caja Mágica también se ubicaron otros tres escenarios, además de un sexto en la planta -1, junto a un mercado de diseño.
Mucho, variado y muy grande….. y claro, esto también conlleva a los consabidos problemas que acarrea, lo cual se traduce básicamente en la solapación de conciertos, así como el (dificultoso) acceso a los recintos cerrados, si nos referimos únicamente al tema musical. Pero se dieron además otros problemas, que todo sea dicho, se solventaron al día siguiente, casos como la caída del sistema para permitir el acceso al parking, falta de personal en las barras o el pago con el chip de la pulsera que había que recargar para poder pagar y que crearon largas y largas filas de usuarios cabreados y desinformados, facilitando en las jornadas posteriores poder usar “cash” para hacer frente a nuestros gastos. Fallos que facilitan el aprendizaje para futuras ediciones y que deberían recordarnos que no debería primar tanta “modernez” frente a una buena y sencilla funcionalidad.
Pero en definitiva, obviando estos y algún que otro caso puntual, en general la celebración de la 1ª edición de Mad Cool Festival merecidamente se puede calificar de exitosa, como así lo han reflejado los números (más de 100.000 asistentes en total) y las caras de felicidad que confluían en la capital.
JUEVES 17 JUNIO
_DSC0563
Nos metemos en harina y repasamos lo más destacado de la primera jornada que, como no podía ser de otra manera, tenía marcado acento británico, con The Who como maestros de ceremonias y auténticos triunfadores del jueves y que, junto a Neil Young, acabarían siéndolo del festival. Y es que lo que es bueno y está bien hecho, lo fue, lo es  y lo será siempre, convirtiéndose en imperecedero y universal, y el cuarteto original lo es (inolvidables Moon y Entwistle). Y como no podía ser de otra manera, los aún presentes y legendarios Daltrey – Townshend, acompañados de una jodidamente buena banda detrás, dieron toda una lección de buen hacer con un setlist fabuloso en el cual no faltaron imprescindibles como I Can’t Explain, Substitute, Who Are You, The Kids Are Alright, My Generation, Behind Blue Eyes, Love, Reign O´er Me, Pinball Wizard o las geniales Baba O´Riley enlazada con Won´t Get Fooled Again para concluir un histórico concierto de uno de los básicos de cualquier biblioteca discográfica decente. He tenido la suerte de poder ver en directo a un gran número de bandas de renombre y artistas legendarios de la música, pudiendo aseguraros que muy pocas han pasado el corte que van marcando los años y los momentos álgidos de cada época y The Who son de las muy pocas formaciones, con una maravillosa colección de himnos atemporales, que a día de hoy siguen transmitiendo y hacienda de la música en directo algo único. Para mi estuvieron sencillamente increíbles y, como diría un amigo, !me pusieron la gallina en piel!
A Garbage le tocaba lidiar seguidamente después de semejante despliegue artístico y sentimental y claro, las comparaciones son odiosas. No estuvieron mal, pero la falta del carismático Butch Big y un sonido un tanto cargado y lineal, dejaban que todo el peso recayera en la siempre destacable figura de Shirley Manson, que, dicho sea de paso, solventó con creces dicha papeleta. Aparte de esto y los infalibles sencillos I´m only happy when it rains, I think I´m paranoid o Stupid girl, poco más dio de sí.
the strypes
Quienes lo dieron todo fueron los imberbes y desenfadados The Strypes con una abrasiva y directa puesta en escena tras un complicado acceso al stage 5 por limitaciones de aforo. Los irlandeses le ponen muchas ganas y tienen la facilidad de transferirla a todo aquel que se place verles en vivo. Destacada su actuación, demostrando que son una banda a tener en cuenta.
Django Django reventaron el Stage 3 a base de su contagioso pop-rock electrónico de tintes psicodélicos, acaparando un gran número de “dancers” que llenaba foso y gradas agradecidos por el ritmo y buen rollo de los británicos. Solventes y divertidos. Editors también cumplieron con eficacia y una limpia puesta en escena, donde tampoco faltan temas infalibles de sus primeros trabajos como Munich o The Racing Rats,  ni las más recientes como el increcente Marching Orders con el que finalizaron. Más que correctos.
En los referente a la escena patrio, destacar en su línea positiva habitual a los madrileños Vetusta Morla que, a pesar de la hora, volvieron a estar bien arropados por una legión de fieles seguidores siendo recompensados nuevamente con una nueva exhibición de actitud y sintonía. Al igual que también supieron cumplir con su cometido los granadinos Lori Meyers, cuando el sol aún se reflejaba en sus frentes, satisfaciendo al alto número de asistentes que se congregaron a su cita tirando de los temas más destacados de la banda que les ha llevado a ocupar uno de los asientos importantes de los grupos más populares y representativas del indie nacional.
VIERNES 18 JUNIO
La segunda jornada seguía marcada por un tiempo apacible, muy de agradecer si tenemos en cuenta el calor infernal que suele hacer por el centro en esta época del año. Así, de la misma manera, transcurriría nuestra primera cita del día con Stereophonics y su azucarada propuesta con remarcados tintes en forma de sonidos alternativos, aderezados con buenas melodías. Una buena bienvenida y manera de comenzar la tarde.
temples
Inmediatamente después, en el Stage 2, saltarían a la palestra los británicos Temples, a quienes se les adivina un prometedor futuro, pero a poco que cambien un poco su puesta en escena, darían más valor a los buenos temas de aires psicodélicos que ya nos mostraran con su álbum de debut Sun Structures. Seguramente en un espacio más recogidito y con menos luz, hubieran lucido más.
Jane´s Addiction eran, con permiso de los amantes de la electrónica que también acudieron en masa, la banda de mayor peso del viernes. Además, el reclamo para los añejos fanáticos de los norteamericanos, era poder saborear en vivo e íntegramente los cortes de un álbum elemental como es Ritual de lo Habitual. Y dicho y hecho, uno tras otro fueron cayeron los 9 temas que lo componen y ganando en peso según iba avanzado el concierto y mejorando el sonido deficiente en cuanto a volumen de las primeras filas, destacando ( si eso es posible de un álbum tan personal como redondo) la infalible Been Caught Stealing y la posterior Three Days, con la que se alcanzaría el apogeo de cuanto pueden ofrecer sobre las tablas tanto musical como interpretativamente. En este último aspecto, sobresaliente tanto la pericia de Dave Navarro como  la  siempre inquieta y peculiar figura de Perry Farrell, sin desmerecer a sus compañeros de fatigas Perkins y Chaney, con una puesta en escena más propia de un cabaret, con sugerentes strippers en sintonía con la mórbida atmósfera que envolvía el escenario. Con el público a sus pies, posteriormente cayeron un cover de Rebel, Rebel, en claro homenaje al desaparecido Bowie, el single Just Because de su infravalorado álbum Strays, y el burlesco erotismo de Ted, just admit it, para acabar finalizando, como no podía ser de otra manera y por petición popular, con la coreada y acústica Jane says. Toda una vuelta a los  90′ que tan buen regusto nos dejó en el paladar.
_DSC1346
Band of Horses son de esas pocas bandas con la capacidad de hacer de lo sencillo una virtud. Tienen una innata facilidad para empastar a la perfección cada uno de los matices que perfectamente se remarcan en el escenario y que se transforman en emotivas canciones interpretadas majestuosamente. Claro, que a mi me tienen más que ganado con sus tres primeros álbumes, a quienes se les perdona que los dos siguientes y de más reciente creación, no lleguen a su altura pese a ser buenos trabajos que ya les gustaría firmar a muchos. Su directo, como no podía ser de otra manera, intachable y a tono con el ambiente que se percibía alrededor del escenario. Pero para un amante de su primera trilogía, fue emocionante que el grueso de su set estuviera compuesto mayoritariamente  por temas que se incluyen en la misma. De este modo, la inicial Cigarettes and wedding bands, la maravillosa No one’s gonna love you, junto con temas imperecederos como son, entre otros, Ode to LRC, The great Salt Lake, Is there a ghost o la imprescindible The funeral, supusieron una convulsión para nuestros sentidos. Simplemente extraordinarios.
The Prodigy tienen poco nuevo que contar: mucho volumen, muchas luces, saltos, actitud macarra, …. pero si en realidad no buscas nada más que eso, ahí está tu sitio. Atrás quedaron los tiempos que tuvieron su culminación en lo más alto con The Fat of the Land. A día de hoy no faltan en cualquiera de los múltiples festivales que tenemos en la carta pero se limitan al mero espectáculo visual y sonido ensordecedor. Aún así, sus hits son de obligada escucha y pertinente bailoteo.
SÁBADO 19 JUNIO
_DSC1279
Más de 35.000 personas se daban cita en la tercera y última jornada de esta primera edición del festival madrileño, el día grande, el del regreso de Neil Young a Madrid tras 8 años de su última actuación en el Rock in Río. Una fecha marcada para los muchísimos seguidores del artista canadiense  que nos dimos cita y que no queríamos dejar pasar la histórica oportunidad de volverlo a disfrutar en directo.
Previamente nos dio tiempo a alternar entre el rock directo de unos interesantísimos DIIV y el elegante y sosegado pop de Walk Off The Earth, ambas formaciones en un buen nivel interpretativo. Pero esto era sólo el calentamiento porque estaba claro a quién veníamos a ver. Y el bueno de Neil cumplió sobradamente con las expectativas y nos regaló un bolo de esos que se quedan grabados en la memoria y marcados en el corazón. Nada más y nada menos que dos horas y media de concierto que fue in crescendo en intensidad a medida que iban uno tras otro cayendo los temas y que comenzaría con el genuino artista solo sobre el escenario para interpretar uno de sus clásicos básicos al piano, After the Gold Rush,  al que le siguió Heart of Gold, en esta ocasión acompañándose de guitarra acústica y armónica, con la consiguiente ovación del respetable. El show proseguiría por esa línea con The needle and the damage done y Mother Earth. La aparición de su nueva banda, Promise of the Real, con la que ha grabado su último disco, le fue dando más empaque y, tras poco más de una hora marcada por serenos matices blues-country, poco a poco los colores fueron haciéndose más cálidos pasando por temas como, entre otros,  Human highway, Alabama o Winterlong, antes de llegar a los más ardientes y vitoreados que comenzaron con una larguísima y gran interpretación de Down by the river, seguida por Mansion on the hill y una intensa Like a hurricane, con un Young ya completamente desatado a las cuerdas y mostrando una gran afinidad con la joven y excelente formación que le acompaña y que tanto recuerda a sus míticos Crazy Horse.  Tras Western Hero, llegó el apoteosis final con una extensa y genial Rockin’ in the free world y la entrega total de todos y cada uno de los músicos que concluiría con una prolongada y más que merecidísima ovación cerrada, que volvería a producirse  tras concluir otra minutada  en el bis con Love and only Love. El bueno de Neil se resiste al paso del tiempo y volvió a mostrar un gran estado de forma convertida en pasión hacia lo que hace, transmitir amor por y con la música. A sus pies, maestro.
biffy clyro
Biffy Clyro era el otro plato fuerte del día. Con un público más joven abarrotando el stage 2, nada más hacer aparición se desató el huracán dentro del escenario con su correspondiente impacto en forma de temblor homogéneo entre los presentes con Wolfes of winter, uno de los nuevos singles recientemente presentados en sociedad de su nuevo álbum. Y, desde entonces, la sacudidas fueron la constante en un concierto con las típicas señas de identidad de los galeses, potencia, entrega y un juego de voces excepcional.  No faltaron las canciones que más gustan de su discografía y que tanto fervor levanta entre sus seguidores, como Biblical,  Bubbles, Machines, The Captain o Mountains, otro nuevo tema, Friends & enemies y, como no podía ser de otra manera, el hit Many of horror y Stingin’ Belle para redondear otra notabilísima actuación.
Y hasta aquí lo que dio de sí nuestra andadura por esta primera edición de Mad Cool, festival que ya dejado bien a las claras, por detallista e inversión, que ha venido para quedarse y darnos muchas alegrías. De momento, continuará, y allí esperamos volver a estar, en 2017.
Fotos: Luis López
The following two tabs change content below.
Luis López

Luis López

Redactor / Fotógrafo en Nos gusta la música

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR