[Crónica] Los Zigarros (09/12/16 Sala La Rivera Madrid)

2

Cuando el contexto musical lo pide, suelo rememorar con humor una secuencia protagonizada por el personaje de Barney Stinson en un capítulo de la célebre serie “How I met your mother“. Montados en una limusina embarcados en la festiva noche de Fin de Año, el polifacético actor Neil Patrick Harris presenta a sus inseparables amigos un CD recopilatorio para la ocasión titulado Ponte Eufórico Mix. “La gente suele pensar que un buen mix debe tener altibajos, pero se equivoca… debe ir siempre hacia arriba”. Apresurándose a hacerlo sonar en el auto de lujo, el tema con el que abre es “You give love a bad name”, de Bon Jovi.

Ésta podría ser la fórmula aplicada por Los Zigarros el pasado viernes en una Sala La Riviera que anduvo cerca de colgar el sold out. Por si el público allí congregado no estuviera ya lo suficientemente predispuesto a mover sus caderas, el grupo valenciano inició su repertorio de forma directa con dos de los principales éxitos de su último disco, “Baila conmigo” y “A todo que sí“.

Reconozco que tenía curiosidad por ver el tipo de asistentes tratándose de una banda de rock n’ roll español puro, con dos discos y habiendo lanzado el primero hace sólo 3 años (2013). Y a decir verdad llamó la atención una cierta miscelánea que iba desde las clásicas chupas de cuero de los más duros y maduros hasta numerosos grupos de veinteañeros universitarios de bien, los que más tarareaban las letras de sus temas. Eso sí, todos ellos unidos bajo esa constante atmósfera de querer pasar un buen rato.

Los Zigarros continuaron el show con la tónica antes mencionada. Sin apenas tregua empezó a escucharse el riff de “No obstante lo cual”, corte que recuerda a los primeros años setenteros de AC/DC, para que después la Fender y la Gibson de los hermanos Tormo se volvieran algo más melancólicas con “Desde que ya no eres mía“.

Más allá de su valía compositiva, los dos líderes de la banda, Ovidi (voz y guitarra) y Álvaro (guitarra) sumaron con su puesta en escena haciendo que la velada sonara a rock n’ roll. El primero con ese porte ‘vacilón’, de movimientos muy seguros de sí mismo y sonrisa burlona, que por momentos recordaba a la de Ville Valo de HIM; el otro, enchufado de principio a fin, mucho más enérgico por la libertad que le daba no estar atado a un micro. Ambos secundados magníficamente por el bajista Nacho Tamarit y Adrián Ribes a la batería.

4

Precisamente, después de saltar al son de “¿Qué demonios hago yo aquí?“, la banda pidió la entrada en el escenario de un quinto colaborador para interpretar una de mis predilectas de sus dos álbumes. Por cierto, no sería el último ni el más sonado ‘special guest star’ de la noche. Introducido como “La mejor armónica del Mediterráneo”, Ángel Vera se alineó con el cuarteto destilando todo aún más canallesco con “Cayendo por el agujero“.

Manteniendo el nivel con cuatro buenos temas a modo de interludio, llegó el turno de la melódica “Tendrías que haberla visto bailar“, otra canción con madera de single en este último trabajo presentado. Al hilo de las diversas influencias que quedaron patentes a posteriori, cabe reseñar ese guiño a Los Rodríguez en “¿Qué harás, amor?” o el inconfundible ritmo punk rock de unos Green Day/Ramones en “Suena rock n’ roll“. Todo ello antes de que Los Zigarros asestaran otro golpe anunciando la presencia en las tablas del líder de M Clan, Carlos Tarque, para desgarrarse garganta a garganta con “Tenía que probar“.

Asistíamos ya a los últimos compases del recital. Su “Hablar, hablar, hablar…” con unas gotas de Tequila exprimió los últimos pasos de baile. Tras regresar una vez más a los orígenes del rock con “Dispárame“, Los Zigarros prendieron su mejor traca final como buenos valencianos. A modo de reconocimiento se unieron buena parte de los que han colaborado en algún momento con el grupo, Carlos Tarque incluido. En total nueve músicos para tocar “Dentro de la ley”, sencillo de letra más que divertida, de esos himnos que sientes idóneo para poner el mejor cierre a un ‘Los Zigarros mix’ calificado por ellos como el concierto más importante de su joven trayectoria. La interpretación de los 22 temas íntegros de sus dos álbumes así lo rubrican.

No dudes. Si ‘tu rollo es el rock’, y habías perdido la fe en el producto nacional, prueba a echar una calada con alguna del setlist. Pero, ¡cuidado! Sabiendo que son altamente adictivos.

The following two tabs change content below.

3 Comentarios

  1. JAVIER MARTINEZ

    13/12/2016 at 9:53

    Buen artículo, ahora me apetece ir

  2. Rafa

    13/12/2016 at 22:32

    Tal cual lo sentí en el concierto. Enhorabuena por el articulo

  3. Merman

    14/12/2016 at 11:16

    Buena narración. Habrá que anotar el grupo en la lista de “must see”

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR