[Crónica] Gojira + Moonloop (15/07/15, Razzmatazz 2, Barcelona)

20150715_224844

Gojira son un grupo que han revolucionado el concepto musical que gira en torno al, a veces simplón, término “Metal”. Los hermanos Duplantier y sus fieles escuderos Christian Andreu y Jean-Michel Labadie (guitarrista y bajista respectivamente) han conseguido crear, a lo largo de sus ya cinco discos de estudio, una manera única de entender el metal más extremo, una manera innovadora y sobretodo resultona de crear riffs demoledores y estructuras complejas entorno a una forma creativa realmente singular de tocar. A vísperas del sucesor de “L’Enfant Sauvage” (lanzado hace ya un poco más de tres años), los franceses aprovechaban su gira veraniega para pisar suelo español tras su anterior derroche de potencia en el Resurrection Fest del año pasado.
El ambiente que se respiraba a los alrededores de la Razzmatazz en las horas previas a su concierto ya hacía presagiar lo mejor. En un ambiente espectacular que hacía tiempo que no veíamos en un concierto de estas características, la cola alrededor de la segunda sala de la ciudad Condal se fue agrandando hasta las 20:30, hora en que, finalmente, se abrieron las puertas de la que sería una de las actuaciones más memorables en lo que llevamos de año.
Los teloneros para la ocasión fueron, ni más ni menos, que los barceloneses Moonloop, banda que navega entre las melodías más progresivas y delicadas y los momentos más extremos que su música, al más puro estilo Opeth, puede ofrecer. Con ya mucha gente en el interior de la Razzmatazz 2, el cuarteto se lanzó a por todas desde un buen comienzo. Dedicaron su set, principalmente, a los temas que constituirán su nuevo álbum de estudio previsto para un futuro no demasiado lejano. La reacción por parte de la audiencia fue muy buena, se notó que jugaban en casa. Dedicando en catalán cada una de las palabras a la audiencia barcelonesa y recordando que la sala debía apoyar, ahora más que nunca, a los hermanos Duplantier (recordemos que su madre falleció recientemente) en estos momentos tan difíciles, fueron desgranando cada una de las cuidadas secciones de su compleja y progresiva música. Tuvieron un sonido muy bueno a lo largo de toda su actuación y, como ya se ha mencionado con anterioridad, gozaron de una muy buena aceptación por parte de la parroquia allí congregada. Habrá que tener presente el susodicho nuevo lanzamiento, la cosa promete.

20150715_222846
Tras un breve descanso entre banda y banda, y con las expectativas en constante aumentó por parte de un público muy animado a lo largo de toda la tarde-noche, por fin se apagaron las luces a las 21:45. El sonido de las ballenas empezó a envolver el conjunto de la segunda sala de la Razzmatazz, y cada uno de los integrantes de Gojira pusieron pie pausadamente sobre el escenario barcelonés. “Ocean Planet”, tema que abrió su aclamado larga duración “From Mars To Sirius”, dio comienzo al derroche de riffs de la formación. El sonido desde un buen comienzo fue realmente espectacular, solamente echando en falta un pelín más de presencia de la voz de Joe, el cual cargaba sus gritos con un conjunto de efectos que dotaban de cierta presencia a las líneas vocales de cada canción. “The Axe”, de su más reciente lanzamiento, fue el siguiente tema en caer. El público, aún estático hasta ese momento, entró en absoluta locura al son de los primeros acordes de la brutal “The Heaviest Matter of the Universe”, la cual hizo despegar definitivamente el concierto hasta horizontes insospechables. Si bien un servidor hubiese empezado con algún corte mucho más directo, la verdad es que la dinámica in crescendo por la cual se decidieron Gojira dio más que buenos resultados a lo largo de la actuación.
Si la cosa ya se disparó con la anterior canción, la parroquia barcelonesa entró en completó éxtasis cuándo Joe Duplantier gritó que la siguiente en caer iba a ser la tremenda “Backbone”. Un tema perfecto, que como viene sucediendo últimamente tocan mucho más acelerado que en su versión en disco, para una actuación perfecta. El desmadre era absoluto y el público se dividió entre los que saltaban y gritaban enfermizamente y los que observaban perplejos la calidad que sus sentidos percibían en ese momento. “Love” y la incesante batería de Mario Duplantier repartió a diestro y siniestro y “El Niño Salvaje” (tal i como presentaron L’Enfant Sauvage) desató la locura absoluta. Y es que si repito la palabra locura a menudo no es algo gratuito en ningún caso. La fuerza de las actuaciones de los franceses se contagia irremediablemente a un público que devuelve ese derroche en forma de una actitud incontestable.

20150715_221216
Un solo de batería por parte de Mario Duplantier (quizás un tanto prescindible) fue la sección del show que procedió a una “The Art of Dying” que rebajó un pelín la intensidad hasta entonces mostrada. Seguidamente, la compleja “Toxic Garbage Island”, volvió a poner las cosas al más alto nivel de intensidad. “Flying Whales”, uno de los preciosos temas estandartes de Gojira, con su fantástica introducción y su crudeza posterior, se erigió, sin lugar a dudas, como uno de los momentos álgidos del tremendo concierto al cual estábamos asistiendo. “Wisdom Comes”, “Oroborus” con su brillante tapping inical y “Vacuity”, pusieron punto y final al set principal de los franceses.
Pero la cosa no terminó allí. Saliendo primero Joe en solitario para agradecer al público la fantástica recepción que estaban obteniendo, para después unirse la banda al completo, Gojira desgranaron “World to Come” para finalmente, y ya para dejar el asunto en un punto álgido incuestionable, tocar la fantástica composición “The Gift of Guilt”, tema sacado de “L’Enfant Sauvage”, que fue la última cuyos acordes resonaron en la ciudad Condal. Despidiéndose entre aplausos y gritos de “Gojira Gojira”, recordaron a la audiencia que volverían muy pronto para presentar su nuevo disco, cuyo lanzamiento está dispuesto, en principio, para el año próximo.
Tras semejante derroche de calidad, de técnica y de despliegue de energía, no nos queda otra que esperar pacientemente (o no tanto) a su regreso. ¡Son muy grandes!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR