[Crónica] Be Prog! The Madness Day 2015

MONO

Foto | Rosario López

Este domingo, 1 de noviembre, la sala Apolo de Barcelona ha acogido la primera edición del Be Prog! The Madness Day; un nuevo festival que ha contado en su cartel con la presencia de formaciones como Riverside, The Sixxis, Lion Shepherd, MONO, Sólstafir y The Ocean.

Cita ineludible para los fans del rock progresivo; sin embargo, no parecía tarea fácil llenar la sala pocas horas después de la noche de Halloween. Un vaticinio que se ha visto cumplido al apenas superarse un tercio del aforo, según han informado los organizadores este lunes. Una baja cifra de asistentes que ni siquiera el precio de las entradas (40€) justifica.

Pasaban veinte minutos de las cuatro de la tarde cuando Lion Shepherd rompían el hielo con un concierto que iba a servir para presentar en directo las canciones incluidas en su álbum de debut. Un disco publicado el pasado mes de septiembre, bajo el título Hiraeth, donde el blues y el hard rock se fusionan con la psicodelia y el rock progresivo.

Influenciados también por la música étnica, sobre todo la de Oriente Medio, temas como “Infidel Act Of Love” se iban a interpretar con una serie de instrumentos tradicionales como el oud de Mateusz Owczarek.

Liderados por el vocalista y productor Kamil Haidar, conocido por su paso por proyectos como Maqama, los polacos iban a interpretar solamente cuatro temas dando paso a The Sixxis, quienes llegaban a la sala Apolo dentro la gira presentación de su álbum Hollow Shrine.

Con el cantante y multiinstrumentista Vladdy Iskhakov al frente, la banda de Atlanta iba a presentar las canciones que conforman su primer álbum de estudio. Temas de guitarras distorsionadas y una pesada sección rítmica, con la síncopa jugando un papel importantísimo, así como las improvisaciones propias del rock progresivo y unas letras dramáticas y espirituales.

Intercalando pasajes suaves y melódicos con pasajes más rotundos y densos de una manera muy natural, The Sixxis iban a ofrecer un concierto con un repertorio ecléctico en el que destacarían temas como el instrumental ‘Coke Can Steve’, el rocoso ‘Nowhere Close’ o el pegadizo ‘Long Ago’.

Un interesante concierto que iba a preceder al de los berlineses The Ocean coincidiendo con la paulatina llegada de más público a la sala.

Con su característico metal progresivo, The Ocean llegaban a la sala barcelonesa liderados por el vocalista Loic Rossetti (frontman de la banda desde que sustituyó a Mike Pilat en 2009). Un concierto que enmarcado dentro de su gira europea conjunta con los japoneses MONO, que arrancaba el pasado 10 de octubre en Aarhus (Dinamarca) y concluye el 07 de noviembre en el festival Damnation de Reino Unido, les traía al Be Prog! The Madness Day.

Plagado de temas de tempos medios y lentos, de atmósferas pesadas, las guitarras distorsionadas se iban a diluir a lo largo del mismo en el sobrecogedor screaming de Rossetti. Largos temas de letras existencialistas que iban a ir evolucionando hacia un clímax convirtiéndose en auténticas experiencias psicodélicas. Piezas marcadas por un sonido introspectivo, a ratos melódico y suave y a ratos diabólico e iracundo.

Los alemanes se presentaban en la sala Apolo con un proyecto en común con la banda nipona, que salía a la venta la pasada semana con motivo de la mencionada gira europea. Un EP, de título Trascendental, que contiene una pista de cada banda: ‘Death In Reverse’, de MONO, y una pieza de 13 minutos de The Ocean titulada ‘The Quiet Observer’, que no se olvidarían de interpretar.

Con su último álbum Pelagial como reclamo, entre las oscuras y claustrofóbicas piezas interpretadas por los alemanes destacarían temas como ‘Rhyacian: Untimely Meditations’ o ‘Demersal: Cognitive Dissonance’.

El momento de sacar las cámaras de fotos iba a llegar cuando, en la interpretación de ‘Hadopelagic II: Let Them Believe’, Rossetti se encaramaba al balcón del segundo piso a cantar parte del tema, para acabar saltando sobre el público.

Veinte años han pasado ya desde el debut discográfico de los islandeses Sólstafir. Desde entonces, la banda se ha convertido en uno de los máximos exponentes de la música progresiva europea habiendo tocado en festivales tan prestigiosos como el Festival Roskilde o el Wacken Open Air, entre otros.

Este domingo, dentro de la gira de presentación de Ótta, la formación se subía al escenario de la sala Apolo como una de las grandes atracciones de la primera edición del Be Prog! The Madness Day.

Con una nueva incorporación como es el baterista Hallgrimur Jon Hallgrimsson, tras la extraña salida de Gummi Palmason a principios de este año, Sólstafir llegaban a Barcelona para ofrecernos un repertorio repleto de piezas atmosféricas de clara influencia post-rock y esa variedad de sonidos tan propia del neofolk. Sin olvidarse de sus raíces metal progresivas y acercándose a otros géneros como el blues rock.

A lo largo de más de una hora de concierto, se iba a poder disfrutar de la interpretación de temas recientes como ‘Dagmál’,’Ótta’ o ‘Náttmal’. Pero también de clásicos de la banda como ‘Ljós í Stormi’ o ‘Pale Rider’. Y, como no, su himno ‘Fjara’. Y para concluir, ‘Goddess Of The Ages’, con una estelada sobre el escenario. Unas piezas envueltas en la melancolía y en fascinantes letras de una profunda belleza poética. Sin duda, el concierto más mágico de la noche, con una banda pletórica y un público completamente entregado.

El festival iba a encarar su recta final con el concierto de MONO, la banda liderada por ’Taka’ Goto. Con un doble álbum publicado en octubre de 2014 —The Last Dawn y Ray Of Darkness—, los japoneses iban a ofrecer un impecable e intenso concierto de rock instrumental donde lo espiritual se iba a fundir con lo emocional y lo bello.

Con un estilo musical que ha ido evolucionando a lo largo de su carrera, MONO iba a compaginar piezas más minimalistas con otras más complejas. Piezas donde la luz y la oscuridad, la esperanza y la desesperación, y el amor y la pérdida iban a ser temas recurrentes.

Precisos y sutiles, los nipones iban a abrir el concierto con la interpretación de ‘Recoil, Ignite’, una pieza extraída de Ray Of Darkness. Un tema que precedería a ‘Death in Reverse’, la pista incluida en Transcendental (el anteriormente mencionado EP que ha reunido a MONO con los alemanes The Ocean).

La interpretación de ‘Kanata’, el tema principal de la miniserie japonesa Kanata No Ko e incluido en el álbum The Last Dawn, a cargo de Tamaki Kunishi al piano y Takaakira Goto a la guitarra, sumergía a la sala en una hipnótica y plácida atmósfera.

MONO también rescataría temas de álbumes anteriores como ‘Halcyon (Beautiful Days)’, una pieza extraída de su álbum Walking Cloud and Deep Red Sky, Flag Fluttered and the Sun Shined de 2004 o ‘Ashes in The Snow’, de su álbum Hymn To The Inmortal Wind, de 2009, para finalizar con la furia y la explosión noise de ‘Requiem From Hell’.

Finalmente, llegaba el turno del cabeza de cartel, Riverside, que llegaban a Barcelona, con un nuevo álbum (Love, Fear And The Time Machine) bajo el brazo. después de actuar en la madrileña sala Joy Eslava la noche anterior.

Tras su paso, el pasado verano, por la segunda edición del Be Prog! My Friend, los polacos iban a ofrecer un concierto donde repasarían algunos de sus clásicos relegando las canciones de Love, Fear And The Time Machine a un segundo plano e interpretando solo tres temas del mismo: ‘Saturate Me’, ‘Discard Your Fear’ y ‘Lost (Why Should I Be Frightened By a Hat?)’.

Intercalando temas potentes y metaleros, como ‘Feel Like Falling’ o ‘Hyperactive’, con temas más progresivos como ‘Conceiving You’, con esos solos de guitarra de Piotr Grudziński; entre los temas rescatados de su discografía, se iban a poder oír canciones como ’02 Panic Room’, ‘The Depth of Self-Delusion’, ‘We Got Used to Us’ o ‘Escalator Shrine’. Estos tres últimos, extraídos de Shrine of New Generation Slaves, su álbum de 2013.

Para concluir, como encore, nos regalarían una de sus primeras joyas progresivas. Nada más y nada menos que ‘The Same River’, el tema con el que abrían su álbum Out Of Myself, de 2004.

Antesala del veraniego Be Prog! My Friend, en Nos Gusta La Música apostamos por este minifestival y por eso deseamos que regrese en 2016 convertido ya en un importante foco de atención para los amantes del rock progresivo, el metal y la música en general.

Atendiendo a la alta calidad musical ofrecida en esta primera edición, lo merece.

The following two tabs change content below.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR