[Crítica] “Trainspotting 2”

“Trainspotting” es una de mis películas de cabecera. El citado film me pilló por sorpresa en 1996 y me voló la cabeza. Desde entonces la he visto de forma regular a lo largo de estas dos últimas décadas. La novela cayó en mis manos unos años más tarde y mejoró todavía más todas mis impresiones y sentimientos hacia el universo creado por el escritor Irvine Welsh y el director Danny Boyle.

Crecí en un entorno golpeado por la heroína durante los años ochenta y noventa, así que las vivencias de sus personajes me resultan muy cercanas y familiares.

Adoro la imagen, la estética, las localizaciones, y los diálogos de los personajes de esta película. Siempre formarán parte de mi vida y de la de muchísima gente.

Cuando se anunció por primera vez el lanzamiento de esta segunda parte, no pude evitar emocionarme con la idea de volver a disfrutar, llorar y reír con aquellos míticos personajes. Me moría de ganas de ver a mis viejos amigos veinte años después. Después del subidón inicial me estremecí durante unos segundos pensando en la posibilidad de que esta esperada segunda parte no estuviese a la altura, pero se me pasó enseguida cuando vi el trailer de la película.

Y bien, una buena tarde me acerqué en soledad a ver esta ansiada segunda parte y las sorpresas se fueron sucediendo una tras otra.

El film arranca con Renton (Ewan McGregor) corriendo en la cinta eléctrica de uno de esos gimnasios modernos de hoy en día. Cuando menos lo esperas, Renton cae al suelo y te preguntas qué puede haberle sucedido. ¿Infarto, ictus..?

La película continua con Begbie (Robert Carlyle) en la cárcel. Frankie ha envejecido sí, pero enseguida nos damos cuenta de que la bestia sigue ahí cuando intenta partirle la crisma a su abogado. Un poco más tarde vemos al bueno de Spud (Ewen Bremner) lamentándose y malviviendo. Tiene un hijo con su chica de siempre, sigue enganchado y ha decidido suicidarse para no ser una carga para sus seres queridos.

Sick Boy (Johnny Lee Miller) sigue igual que siempre. Es un superviviente nato y ha decidido meterse en el lucrativo mundo de la extorsión y la prostitución. Se mete cocaína por un tubo y en sus ratos libres regenta el bar de su tía.

La acción prosigue cuando Renton vuelve a Edimburgo y decide visitar a sus antiguos colegas. Rent llega a casa de Spud justo en el momento en que este está a punto de suicidarse ahogándose con una bolsa de plástico. Renton le salva in extremis y Spud le hecha en cara su traición del pasado.

“Me jodiste la vida y ahora encima quieres joderme la muerte”

Pero enseguida se reconcilian, pues Spud le adora. Imposible no enamorarse de Spud.

El encuentro de Mark Renton con Sick Boy no va a ser tan agradable. Mark va a visitar a Sick Boy al bar de su tía y este le propina una descomunal paliza. Pero lo peor viene cuando Frankie Begbie se fuga de la cárcel. En cuanto se entera de que Renton está en la ciudad, todas sus obsesiones de centran en ajustarle las cuentas al traidor. Se le enciende el chip asesino y decide terminar con Rent.

Renton tendrá que correr en más de una ocasión para salvar su vida mientras Sick Boy y él recuerdan los viejos tiempos, se colocan un poquito y planean montar un burdel.

El personaje de Spud nos dará muchas sorpresas en esta segunda parte. Nuestro atolondrado colega ha desarrollado el talento de la escritura y decide plasmar en papel sus vivencias del pasado. El director recrea momentos de la infancia de nuestros amigos con actores infantiles y adolescentes. Dándole al film un punto emotivo, nostálgico y muy atractivo. A pesar de los rencores, al final todos se unen para enfrentarse a Begbie. Ha perdido la cabeza y se convierte en un problema para todas las partes.

“Trainspoting 2” no supera a la primera parte, de hecho está muy por debajo de esta. Pero se agradece ver a los chicos de nuevo después de veinte años.

No era necesario llevarla a cabo, pero agradezco la valentía de Danny Boyle. La acción y la emoción caen de golpe justo al final, pero la película tiene buenos momentos y los viejos fans disfrutarán con ella. Así que no se puede pedir mucho más.

Eso es todo, dejemos las críticas técnicas para los críticos de cine. Yo solo soy un seguidos más. En mi opinión “Trainspotting 2”  se salva de la quema, así que disfrútala con una buena cerveza y un buen porro sin prejuicios ni rencores. 

Eso sí, espero que jamás saquen la serie basada en estas películas, no podría soportarlo.

Los actores principales   

El redactor Nacho García Álvarez   

The following two tabs change content below.
Nacho García Alvarez

Nacho García Alvarez

Autor de El Círculo Desnudo, El Círculo Sobrenatural (Chiado Editorial) y Correo 42. Ex Cantante y letrista de Sin Bautismo y colaborador de la web Nos Gusta la Música.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR