[Crítica] Robe – “Destrozares, Canciones para el final de los tiempos”


robe_destrozares_canciones_para_el_final_de_los_tiempos-portada

En la reciente rueda de prensa que dio Robe Iniesta para presentar su nuevo disco en solitario “Destrozares – Canciones para el final de los tiempos”, señalaba que ya no quería ser el Robe de antes, le interesaba lo que es ahora. Y así es, Robe ha cogido la senda de el intimismo, poesía y lírica para no soltarla, sin abandonar su discurso ácido ante la vida. Ya no necesita soltar los brazos a diestro y siniestro para reclamar la atención de los que nunca escuchan; ahora simplemente le escuchan a él.
Muy poco tiempo ha pasado desde que se embarcó en su primera aventura en solitario con “Lo que Aletea En Nuestras Cabezas” demostrando el artista polifacético que llevaba dentro, en esta segunda travesía nos lo vuelve a mostrar de nuevo.
Este segundo álbum parte de la base en lo musical del anterior, un Robe escudado por un puñado de fantásticos músicos que engalanan sus versos de manera precisa. De nuevo el violín de Carlitos Pérez se erige en contrapunto perfecto de la voz de Robe, siendo el guía adecuado ante tal marasmo de poesía. Resaltaré también el gran trabajo del saxo comandado por David Lerman, haciendo gala de ser un músico de una calidad incuestionable.
En lo que respecta a la lírica de las letras, el tono de Robe es más desgarrado y oscuro que en el anterior álbum, es como dice él en el folleto de presentación de las canciones del disco “Robe atropellando a Nietzsche”. El líder de Extremoduro muestra una poesía dura, inconformista, que tira mucho de lo existencial, pero siempre abriendo un rayo de esperanza mediante las melodías de los instrumentos que lo acompañan.
Dentro de las canciones del álbum tenemos un poquito de todo, desde la intro fantástica del tema de apertura “Hoy Al Mundo Renuncio”, pasando por los aires sureños de “El Cielo Cambió de Forma”, hasta llegar al toque folk y pseudo Extremoduro de “Cartas desde Gaiga”. Antes hablábamos del saxo de David Lerman, que alcanza su éxtasis en el corte “Querré Lo Prohibido” donde nos hablan de recuerdos y deseos.
De lo más destacable como canción del disco me quedo con dos temazos, por un lado la preciosa y dulce “Del Tiempo Perdido” o el primer single del álbum “Por Encima del Bien y del Mal” que contiene una de las mejores letras que he oído en los últimos años.
De la última parte del álbum no podemos pasar por alto la maravilla hecha canción “Donde se Rompen las Olas”, aquí el violín y el piano casan perfectamente como si estuvieran manejando el reino de Neptuno, por último destacar la desgarradora “La Canción más Triste” donde Robe se muestra de nuevo excelso como compositor.
Poco más que añadir, Robe ha compuesto otra maravilla. A algunos les podrá sonar algo continuista con respecto a su obra anterior; a mí me ha parecido una bendición.

Temas destacados: “Por Encima del Bien y del Mal”, “Cartas Desde Gaiga”
Sello: El Dromedario Records (2016)

The following two tabs change content below.
Antonio Mautor

Antonio Mautor

Colaborador en revistas especializadas en Música Rock como Popular 1, Metal Hammer o La Heavy. Colaborador en webs especializadas en rock como The Metal Circus, Mariskalrock.com, Metalcry, Xtreem Music, Todoheavymetal.com, Truenometálico, Latin Metal etc... Actualmente Director en Nos Gusta La Música, colaborador en RNE Radio 3 programa Bandera Negra, sección "Desenfoques Reiterados", y colaborador en el programa de radio Backstage.com de la cadena Pop Rosario en Argentina.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR