[Crónica] John McLaughlin en Barts

John McLaughlin

Foto: Xavi Mercadé

Este miércoles, 20 de julio, la barcelonesa sala Barts ha acogido el concierto del virtuoso y versátil guitarrista, John McLaughlin, uno de los grandes experimentadores de la música contemporánea y pilar fundamental del jazz-fusión del siglo veinte.

Con diecisiete álbumes de estudio publicados en solitario y un par de decenas más como componente de formaciones como la Mahavishnu Orchestra, Shakti o The Tony Williams Lifetime, entre otras, este compositor de renombre ha explorado diferentes géneros a lo largo de sus más de cinco décadas de carrera. Géneros como la música de la India, el flamenco, el rock, el blues o la música clásica habiendo colaborado con infinidad de artistas como Miles Davis, Paco de Lucía, Al Di Meola, Carlos Santana, The Rolling Stones, Wayne Shorter, Zakir Hussain…

Ahora, acompañado de un cuarteto de fantásticos músicos, el británico se presenta al frente de la 4th Dimension con una propuesta de jazz-rock y jazz-fusión que, con sus intros y puentes surgidos in situ sobre el escenario, es sinónimo de espontaneidad, libertad creativa y multiculturalidad teniendo en sus filas, además de a su compatriota Gary Husband (a los teclados y la batería), al bajista camerunés Étienne M’Bappé (con sus guantes de color negro) y al baterista hindú Ranjit Barot.

Prodigando artes y técnicas como el konokol (arte vocal típico del sur de la India), los slaps o los grooves, la música de John McLaughlin & 4th Dimension es rica en texturas y colores como demostraron en el concierto de casi dos horas con el que, tras actuar en Algeciras y Madrid, cerraban su gira española. Un concierto en el que sonaron temas recientes, como ‘El hombre que sabía’, una pieza de toques flamencos dedicada a Paco de Lucía; o ‘Gaza City’, una balada influida por el rock de ritmos afros y latinos de Carlos Santana; pero principalmente del resto de su discografía. Temas como ‘Little Miss Valley”, un funk de poderoso groove; ‘Riff Raff’, de increíble solo de batería y arte vocal hindú a cargo de Ranjit Barot; la expresionista ‘Abbaji’, dedicada al tablista hindú Alla Rakha; ‘Señor C.S’, con un fantástico diálogo entre la guitarra de McLaughlin y el teclado de Husband; la bulliciosa ‘Call And Answer’, con un claro protagonista como Gary Husband compaginando teclado y batería, o el clásico de los setenta de la Mahavishnu Orchestra, ‘You Know, You Know’.

Nacido en el seno de una familia de músicos e influido por Miles Davis, Jimi Hendrix o T.N. Rajarathinam Pillai, John McLaughlin se distingue por su impecable oído, su fantástico sentido del ritmo y la melodía, y su exquisito gusto musical.

Artista pasional, contracultural y muy personal, sigue considerándose, a sus setenta y cuatro años, un previlegiado; un previlegiado por seguir sintiendo fluir la música dentro de él.

The following two tabs change content below.

Marc Mariñas

Prensa escrita y radio. A diario, en Nos Gusta La Música; mensualmente, en BA Jazz Magazine. Los mejores clásicos del rock, en http://radiodesdemexico.com

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR